La Ciudad

CAMPAñA DE VIGILANCIA Y CONCIENCIACIóN

Más de 300 ceutíes sancionados por usar el móvil al volante

conducir con movil (Custom)
photo_camera Utilizar el móvil mientras se conduce, una de las principales causas de accidentes /CEDIDA

La DGT pone en marcha hasta el domingo una campaña para evitar distracciones al volante. Durante 2014 se sanció a 286 conductores por uso del teléfono móvil. Estas multas han supuesto la detracción de 858 puntos. En lo que llevamos de año, la Jefatura ya ha tramitado 49 denuncias.

La Dirección General de Tráfico pone en marcha hasta el domingo una campaña de vigilancia y concienciación. La DGT pretende evitar las distracciones al volante ya que son la causa de uno de cada tres accidentes mortales. La campaña va a poner especial atención al uso que hacen los conductores del teléfono móvil. En Ceuta, en 2014, se han impuesto 286 sanciones por uso del móvil, lo que supone un 3,21 por ciento del total de las sanciones tramitadas por la Jefatura de Tráfico, excluidas las realizadas por la Ciudad en núcleo urbano. Estas multas han supuesto la detracción de 858 puntos. En lo que llevamos de año, la Jefatura ya ha tramitado 49 denuncias.

Uno de los principales motivos que genera la distracción del conductor es la utilización del teléfono móvil durante la conducción. Su uso multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un accidente. Un conductor que habla mientras conduce, pierde la capacidad de mantener una velocidad constante, no guarda la distancia de seguridad suficiente con el vehículo que circula delante, el tiempo de reacción aumenta considerablemente, y según constatan algunos estudios, la peligrosidad de hablar por el móvil mientras se conduce es equiparable a conducir habiendo ingerido bebidas alcohólicas.

Los tipos de accidentes más frecuentes debidos a distracciones son la salida de la vía, el choque con el vehículo precedente o el atropello. Ante estas circunstancias, la DGT hace un llamamiento a la responsabilidad de los conductores para no coger el móvil o mandar mensajes mientras conducen, y al resto de ciudadanos para no llamar o enviar mensajes a sus familiares o amigos si creen que esa persona va conduciendo, porque en definitiva, todos somos responsables.

Además del uso del móvil durante la conducción, hay otros muchos actos cotidianos que realizamos mientras vamos conduciendo que también  provocan distracción en la conducción: encender un cigarrillo, manipular la radio o los navegadores son sólo algunos de ellos. Según las conclusiones de diversos estudios de investigación, fumar mientras se conduce multiplica por 1,5 el riesgo de sufrir un accidente.

La ley de seguridad vial considera infracción grave conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación, así como, conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente a la conducción. Ambas infracciones suponen una sanción económica de 200 euros y la pérdida de 3 puntos.

 

 

Comentarios