La Ciudad

Mensaje de felicitación de Juan Vivas a la comunidad musulmana

"La mejor manera de hacer el bien es preservar y cuidar de la salud de uno mismo y la de los demás"

"Hay que seguir insistiendo y acentuando las medidas de prevención sanitaria, las medidas relativas a restricciones y limitaciones a la movilidad y a los contactos personales. Esto, indudablemente, va a influir en el Ramadán de este año tal y como ya lo hizo el año pasado", ha subrayado el presidente. 

Mensaje

En nombre de todos los ceutíes, mi más sincera felicitación a nuestra querida comunidad musulmana con motivo del inicio del mes del Ramadán.

Como todos saben, Ceuta sigue viviendo una situación muy difícil en relación con la pandemia del coronavirus. El número de casos positivos no para de crecer todos los días, la presión hospitalaria se mantiene muy alta y, lo peor de todo, sigue creciendo la cifra de personas fallecidas. Lo peor de todo, lo más irreparable.

Por eso hay que seguir insistiendo y acentuando las medidas de prevención sanitaria, las medidas relativas a restricciones y limitaciones a la movilidad y a los contactos personales. Esto, indudablemente, va a influir en el Ramadán de este año tal y como ya lo hizo el año pasado.

Por tanto, será un Ramadán distinto. La situación sanitaria, la salud y la vida de las personas así lo imponen. Pero, en cualquier caso, en lo fundamental el Ramadán volverá a ser un tiempo de recogimiento, de ayuno, de hacer el bien y de rezo.

De hacer el bien, y creo que, en estos momentos, la mejor manera de hacer el bien es preservar y cuidar de la salud de uno mismo y la de los demás. La salud de los que tenemos cerca, de nuestras familias, de nuestros amigos, la salud, en definitiva, de la sociedad en su conjunto.

Y de rezar, de rezar con el corazón en beneficio de Ceuta y de los ceutíes para que pase pronto esta pesadilla; de rezar por los fallecidos; de rezar por los enfermos, de rezar por las personas que han pasado la enfermedad pero le siguen quedando secuelas; de rezar por los que lo están pasando mal desde el punto de vista económico o de la actividad empresarial; y de rezar por quienes dando lo mejor de sí mismo están dedicados en cuerpo y alma a cuidar de la salud, del bienestar y de la vida de todos nosotros.

De rezar, como decía, porque se acabe pronto en nuestra ciudad y en toda España esta pesadilla que desde hace un año sufrimos. Porque se acabe pronto tanto dolor, tanto sufrimiento, tanto llanto y tanta ruina.

Feliz Ramadán, insisto y reitero y, sobre todo, salud, paz y amor para todos.

Comentarios