La Ciudad

CABALLAs prepara una protesta EN LA PLAZA DE LOS REYES

La movilización de los taxistas reabre la polémica sobre los atascos en la frontera del Tarajal

Un momento de la reunión celebrada esta mañana en la Delegación del Gobierno/ CEDIDA
photo_cameraUn momento de la reunión celebrada esta mañana en la Delegación del Gobierno/ CEDIDA

Caballas ha convocado una concentración para el próximo día 24 ante la Delegación del Gobierno con el propósito de reclamar una gestión eficaz de los flujos de vehículos y personas a través de la frontera. Mientras, los representantes del taxi obtenían del delegado, Nicolás Fernández Cucurull, un compromiso para garantizar el trabajo de los profesionales del gremio "en la medida de las posibilidades".

La movilización organizada por el gremio del taxi para evidenciar los problemas que les ocasionan los frecuentes colapsos de tráfico en la nacional 352 ha puesto una vez más sobre la mesa la caótica situación que envuelve la frontera de El Tarajal. Mientras los representantes del taxi mantenían este jueves una reunión con el delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, los diputados de Caballas anunciaban la convocatoria de una concentración para el próximo día 24. El objetivo de la protesta es, según sus convocantes, “clamar contra una desgracia social”.

El diputado Juan Luis Aróstegui ha acusado a Fernández Cucurull de mantener una actitud “chulesca” ante las demandas que reclaman una reordenación racional de los flujos a través de la frontera. “Fernández Cucurull es un incompetente, y el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, respalda de manera irracional actuaciones que no hacen sino perjudicar a la ciudad”, ha protestado el parlamentario.

Al tiempo que Aróstegui censuraba la gestión de la Delegación, representantes de la Asociación Profesional del Taxi, la Asociación de Radio Taxi y la Asociación de Autónomos del Taxi se sentaban a la mesa junto con el delegado del Gobierno y el coronel de la Guardia Civil José Luis Gómez Salinero. Según una nota emitida por la Delegación, Fernández Cucurull se ha comprometido a facilitar el trabajo de los taxistas “en la medida de las posibilidades”.

Los taxistas, que ya antes del comienzo del encuentro habían mostrado su resignación ante la limitada capacidad de maniobra que conceden a las autoridades para solucionar el problema endémico de la frontera, no han querido, sin embargo, renunciar sus reivindicaciones. Los representantes del taxi han reclamado que se dispense a los conductores el mismo trato que se concede al servicio público de autobuses, cuyo paso hacia la frontera se franquea en las situaciones en las que se registran atascos de tráfico.

“Nosotros pasaremos detrás del autobús, y si no pasamos, volveremos a armar el taco”, ha advertido gráficamente el presidente de la Asociación Profesional del Taxi, Julio Pérez.

Los taxistas han conseguido también un compromiso de la Guardia Civil para erradicar a los vehículos ilegales que les hacen competencia en la frontera, fundamentalmente los fines de semana y los días festivos.

 

Los socialistas critican a la Ciudad

El grupo municipal del PSOE ha criticado la actitud de la Ciudad ante las propuestas que la oposición ha venido formulando a lo largo de los últimos meses para corregir los problemas que genera la escasa fluidez en el tránsito a través de la frontera. “Tras un año en el que la problemática no ha parado de aumentar, el Gobierno local rechaza cuantas propuestas relativas a la frontera presenta la oposición y tan solo se compromete a que, una vez abierto el paso del Tarajal II, reordenarán los flujos, si se dieran niveles desmedidos, en una superficie colindante”, censura el PSOE en un comunicado.

Las críticas de los socialistas alcanzan también a la Delegación del Gobierno, a cuyos responsables afea que su única respuesta a los problemas de la frontera sea el anuncio de la apertura del nuevo paso de El Tarajal II.

Comentarios