La Ciudad

Las Murallas Reales y Meriníes se iluminarán por el Síndrome de Dravet

rosa MURALLAS REALES
photo_camera Murallas Reales (C.A./ARCHIVO)

El síndrome de Dravet es una encefalopatía epiléptica que provoca convulsiones prolongadas, retraso en el desarrollo, afecciones ortopédicas, problemas odontológicos y trastornos en el comportamiento.

La Ciudad Autónoma de Ceuta iluminará de morado desde mañana viernes y durante todo el fin de semana las Murallas Reales y las Meriníes con motivo del Día Internacional del Síndrome de Dravet. Ceuta se suma así a la campaña iniciada por la Fundación Síndrome de

Dravet por la que más de un centenar de edificios y monumentos emblemáticos se iluminarán en toda España.

Más del 75% de los afectados por el síndrome de Dravet, también conocido como epilepsia mioclónica severa de la infancia, desconoce que padece la enfermedad o tiene un diagnóstico erróneo. En el caso de Ceuta hay diagnosticado un caso.

 

La enfermedad.

El síndrome fue descrito en 1978 por la psiquiatra Charlotte Dravet. Desde 1989 la Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE) lo incluye dentro del apartado de “Epilepsias y síndromes indeterminados respecto a la localización con crisis generalizadas y focales”. Se trata de una encefalopatía epiléptica de desarrollo de origen genético.

Los problemas comunes asociados al Síndrome de Dravet incluyen convulsiones prolongadas, retraso en el desarrollo, afecciones ortopédicas, problemas odontológicos, trastornos en el comportamiento

y de integración sensorial, dificultades para dormir o en el equilibrio, entre otros. La edad de aparición de la enfermedad se sitúa entre los cuatro y los doce meses de vida.

Comentarios