La Ciudad

PETICIÓN DE MORATORIA

La negociación con Defensa de una moratoria podría evitar el desahucio de la familia de Cría Caballar

DESAHUCIO FAMILIA CRIA CABALLAR SAMIA DEFENSA
photo_camera Samia y su familia deben abandonar la que ha sido su casa desde 2009 / ANTONIO SEMPERE

Vivienda se ha puesto en contacto con el delegado de Defensa para que no haga efectivo el desahucio hasta encontrar una solución. Fuentes del Ejecutivo hacen hincapié en reseñar las posibilidades que tienen Samia y sus cuatro hijos: alojamiento temporal en algún hostal o unirse al programa de alojamiento alternativo, "lo que no significa que te den una vivienda inmediatamente”.

El Gobierno de la ciudad está intentando ayudar a la familia de Samia ante la inminente orden de desahucio que pesa sobre la chabola que ocuparon en 2009 en una finca militar. Según ha podido saber Ceuta Actualidad al área de Vivienda se ha puesto en contacto con el delegado de Defensa en la ciudad para que no haga efectivo el desahucio, por lo menos, hasta encontrar una solución. Fuentes del Ejecutivo hacen hincapié en reseñar las posibilidades que tienen Samia y sus cuatro hijos. Por un lado, la posibilidad de alojarse durante unos días en alguno de los hostales convenidos con la Ciudad o bien unirse al programa de alojamiento alternativo. Esas mismas fuentes han aseverado que entrar en el programa no significa que “te den una vivienda inmediatamente. Hay unos requisitos que cumplir para poder acceder a las viviendas de protección”.

Las actuaciones de la Cuidad no acaban aquí. También se ha solicitado información sobre el resto de casos, similares al de Samia, en la finca de Cría Caballar para crear un grupo de trabajo entre Vivienda, Asuntos Sociales y Defensa.

Caballas también se ha sumado a estas movilizaciones gestionando ante Defensa una moratoria en la sentencia de desahucio. La coalición asegura que esta familia reúne el perfil necesario para ser beneficiario de una de las 317 viviendas sociales de Loma Colmenar. “Si no es en esta pormoción, que sea a más tardar en la próxima”.

Mientras se espera la respuesta de Defensa, la familia de Samia continúa embalando sus pertenencias. Sabían que el día del desahucio llegaría “porque ocupamos esta finca, a la desesperada”, explicaba la madre a Ceuta Actualidad. Ahora el futuro de este matrimonio y de sus cuatro hijos pende de un hilo y de los 280 euros que reciben en concepto de ayuda.

Comentarios