La Ciudad

Caballas pide una reunión urgente y monográfica de la Comisión de la Vivienda

La orden de desalojo de las viviendas de González de la Vega vulnera un acuerdo plenario de 2015

Vecinos de González de la Vega en el pleno (C.A.)
photo_camera Vecinos de González de la Vega en el pleno (C.A.)

Caballas ha solicitado al consejero de Fomento, Néstor García, la convocatoria de una reunión de la Comisión Local de la Vivienda, con carácter monográfico, asistida del asesoramiento jurídico pertinente, para encontrar una solución al conflicto con las viviendas de González de la Vega.

En un escrito dirigido al consejero, los localistas explican que una vez revisado el expediente “se puede comprobar que no existe documento alguno que garantice una alternativa habitacional decente para estas personas”, lo que supone “una absoluta falta de sensibilidad social”, y además vulnera de “manera flagrante el acuerdo plenario adoptado por unanimidad (es decir, con su propio voto) en diciembre de 2015”.

En una nota, Caballas reproduce literalmente el texto aprobado, que dice: “Que el Gobierno de la Ciudad asuma el compromiso de no hacer efectiva ninguna orden de desalojo, en ningún caso, hasta que no se ponga a disposición de las familias afectadas un alojamiento alternativo digno adecuado a las necesidades de cada unidad familiar”.

La semana pasada, los vecinos de este edificio municipal recibieron un escrito, firmado por el consejero, en el que se les comunicaba que disponen de un plazo máximo de dos meses para desalojar las viviendas que ocupan y entregar las llaves.

Para los localistas, resulta extraño que el informe en el que se apoya esta actuación indique la conveniencia de realizar un nuevo “informe patológico” sobre el edificio y redactar el proyecto de rehabilitación antes de proceder al desalojo; y se hayan ordenado los desalojos sin atender esta recomendación.

Las condiciones técnicas del edificio, cuyo diagnóstico resulta extremadamente confuso a tenor de los antecedentes, no pueden servir de justificación, excusa o coartada para adoptar una decisión tan drástica, repentina y cruel con las personas que allí residen, asegura la formación, que agrega que al respecto es preciso señalar que la controversia sobre esta cuestión se remonta al año 2007, y que ya ha habido hasta una sentencia judicial desfavorable a la Ciudad. La imprecisión de los términos técnicos, y el amplísimo margen de interpretación de los mismos no se pueden utilizar de manera “interesada” contra ciudadanos indefensos. Para ello, desde Caballas ponen como ejemplo que el mercado central lleva más de diez años declarado en ruina, y sigue funcionando con absoluta normalidad; ¿es usted un irresponsable o no “es para tanto?, se preguntan.

Sus actuaciones posteriores, recuerdan los localistas, tampoco ayudan mucho a entender bien lo que está sucediendo. En el Pleno del Debate del Estado de la Ciudad, el presidente dijo que se “estaba trabajando para buscar una solución”; sin embargo, a la reunión convocada con el colectivo afectado sólo acudió el Gerente de Emvicesa “para hablar de vaguedades y ayudas sociales” sin asumir compromiso alguno.

También critican en el escrito que las declaraciones hechas sobre que estos vecinos “lo que quieren es una casa en el centro”, efectuadas sin prueba de ello, constituyen un intento de deslegitimar la reivindicación de las familias que por su iniciativa (no la de ellos) se encuentran en riesgo de quedarse en la calle.

Caballas reconoce en el escrito que es cierto “que estamos ante una situación singular que debemos encuadrar adecuadamente en el ordenamiento jurídico”, aunque entiende que no lo es menos “que . Es insólito que esta situación se haya prolongado más de veinte años en unos casos, y hasta treinta en otros; pero desagraciadamente, “así funciona nuestro ayuntamiento”. Lo que resulta indecente, y hasta ilegal, es pretender descargar ahora la responsabilidad sobre las víctimas, la parte más débil, a la que es fácil avasallar con toda la maquinaria del poder.

Consideramos que este asunto, por la gravedad que reviste,requiere un análisis minucioso y detallado del expediente, y de las posibles soluciones legales que se pudieran arbitrar para evitar lo que sólo se puede calificar como un injusto atropello a unas familias humildes que sólo pretenden que se respeten sus derechos.

Es por lo que solicita la convocatoria de una reunión de la Comisión Local de la Vivienda para encontrar una solución a este conflicto.

Comentarios