La Ciudad

La OTAN extenderá su protección a Ceuta y Melilla por primera vez

Ceuta desde el Mirador de Isabel II, en García Aldave
photo_camera Ceuta desde el Mirador de Isabel II, en García Aldave (ARCHIVO)

Se trata de una cuestión vinculada directamente a la hoja de ruta de la Alianza Atlántica para la próxima década que será aprobada en la cumbre de Madrid. 

La OTAN extenderá su protección a la ciudades autónomas de Ceuta y Melilla por primera vez, según adelanta El País este lunes. Se trata de una cuestión vinculada directamente a la hoja de ruta de la Alianza Atlántica para la próxima década que será aprobada en la cumbre de Madrid, la conocida como el Concepto Estratégico de Madrid.

Según el citado medio, este documento recoge la defensa de “la soberanía e integridad territorial” de los países aliados como misión fundamental de la organización, tal y como se recoge en el último de los borradores al que ha tenido acceso El País.

Este punto supone que tanto Ceuta y Melilla pasarán a estar protegidas por la OTAN. Actualmente, el artículo 5 del Tratado de Washington reconoce que un ataque contra cualquier miembro de la OTAN se considerará un ataque contra todos. No obstante, existe una salvedad, la del denominado espacio euroatlántico, limitado al territorio de los países aliados en Europa, Norteamérica, la parte asiática de Turquía y las islas situadas al norte del trópico de Cáncer. Entre ellos, las ciudades autónomas españolas.

Consecuencia de la guerra de Ucrania

Tal y como explica el citado diario, detrás de esta medida no se encontraría una cesión a España, sino una consecuencia directa derivada de la invasión rusa en Ucrania y de las reiteradas palabras del secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg de que se defenderá cada milímetro de territorio aliado.

Un mensaje político contundente, con el antecedente de la anexión ilegal de la península de Crimea y la situación en la región del Donbás, que retrata las ansias expansionistas del mandatario ruso, Vladimir Putin. Un toque de atención, una amenaza a tener en cuenta a lo que ya sí es territorio soberano de países integrados en la Alianza Atlántica y a posibles nuevas incorporaciones como las de Suecia o Finlandia.

Comentarios