La Ciudad

El primer fin de semana de rebajas arranca a medio gas con afluencia a cuentagotas

rebajas 1
photo_camera Establecimiento con escasa afluencia y sin colas en la tarde de este primer sábado de rebajas. (C.A)

El fin de las fiestas y la temida cuesta de enero han dejado estampas de calles y establecimientos prácticamente vacíos

Las aglomeraciones de ceutíes que han copado las principales arterias de la ciudad desde que empezó la campaña navideña a finales de noviembre parece que, de momento, han pasado a mejor vida. La Navidad ya ha tocado su fin. Las luminarias se encuentran apagadas y el lunes será el regreso a la rutina que, en caso de la mayoría de los ceutíes ya parece que se ha instalado. Y es que el arranque del periodo de rebajas, que ayer dio su pistoletazo de salida, no se ha traducido en un interés por querer exprimir la calle hasta el domingo.

rebajas 2Calles y establecimientos semivacíos ha sido la estampa que mejor define el centro de Ceuta en este primer fin de semana de gangas y descuentos, cuyo inicio a medio gas no ha sido el esperado ni deseado por los comerciantes. Si bien la jornada matutina ha dejado algo más de trasiego. No ha sido la tónica pasado el mediodía, cuando los ceutíes han preferido cambiar el ambiente poco invernal de los exteriores por el sofá y la manta.

A cuenta gotas contabilizaban los establecimientos a los compradores, saliendo de los mismos, en su mayoría, sin adquirir productos. Y no será por los bajos descuentos de estas primeras rebajas, en la que muchos establecimientos lucen carteles del 50% y el 70%. Pero la cuesta de enero ya ha llegado, y el gasto de estas navidades hay que reponerlo.

Si bien, en su primera jornada – la de este viernes- se pudo registrar algo más de trasiego, no se tradujo en hacer caja, sino en devoluciones y cambios, según comentan los comerciantes.

reabjas 3Con todo ello, el comercio local ha optado por no alargar su jornada con un horario extraordinario, y fía a que el resto de la campaña- que se prolongará hasta marzo-, pueda suponer un revulsivo a esas pérdidas que todavía acarrean desde que acechó la pandemia.

Comentarios