La Ciudad

Muchos inquilinos podrían estar ocupando casas incumpliendo la normativa

La promoción de Serrano Orive pone en entredicho la política de vivienda del Gobierno de Vivas

Imagen de la promoción de viviendas de Serrano Orive (C.A.)
photo_cameraImagen de la promoción de viviendas de Serrano Orive (C.A.)

La política de vivienda del Gobierno de Vivas ha sido puesta, de nuevo, en evidencia. La situación en cuanto a la normativa de muchas casas de la promoción de Serrano Orive viene a poner de manifiesto la poca diligencia que el Ejecutivo desde hace años.

Esta semana, desde el Ejecutivo se ordenaba el tapiado de ocho viviendas de la mencionada promoción con el objetivo de que las mismas no fuesen ocupadas. El jueves, a través de una nota de prensa, el Gobierno informaba sobre el inicio de los trámites en los juzgados para recuperar las viviendas cuyos inquilinos no cumplen con los requisitos, refiriéndose a que hay personas que habitan viviendas de esta promoción que "que tienen una segunda vivienda”.

La promoción de Serrano Orive está formada por viviendas en régimen de alquiler para menores de 35 años que no tengan vivienda propia y cuya renta no supere en cinco veces el Iprem, que es un índice empleado como referencia para la concesión de ayudas, subvenciones o el subsidio de desempleo.

Pues bien pese a la actuación anunciada este jueves por el Gobierno de Vivas, las cosas son muy distintas en lo que se refiere a la ocupación de esas viviendas. El Ejecutivo solo ha dicho que ha llevado a los juzgados los casos de personas que ocupan una de las viviendas de Serrano Orive y que cuentan con una segunda vivienda, por lo que estarían incumpliendo uno de los requisitos.

Pero no sólo se produce este incumplimiento de la normativa de estas viviendas, ya que son muchos los casos que también contravienen las normas por las que se rigen el alquiler.

Así, Ceuta Actualidad ha conocido de fuentes conocedoras del asunto, que son 10 las viviendas que están ocupadas por personas que cuentan con una segunda vivienda, 29 personas ocupan viviendas con una edad superior a los 35 años, 3 superan el mínimo establecido para el Iprem, otras 11 también estarían excluidas por no cumplir la normativa y 4 lo harían por mantener deudas con la empresa Emvicesa, que es la propietaria de las viviendas y, por ende, la obligada a vigilar que se cumpla la normativa vigente para la promoción. En la relación detallada arriba se podría dar el caso que una persona pudiera tener una segunda vivienda y además tuviera más de 35 años. Aparte de ello también, según las fuentes, habría que comprobar si algunas de estas viviendas, dedicadas al alquiler para menores de 35 años, pudiesen estar realquiladas.

La falta de un Observatorio de la Vivienda provoca situaciones como estas, alegan las fuentes, que vienen a poner manifiesto la falta de vigilancia y la poca diligencia que en política de vivienda tiene el Gobierno de Vivas.

Comentarios