La Ciudad

Ramírez resta importancia a la vulneración del PGOU en Constitución, y evitar buscar responsabilidades

CENTRO
photo_camera La plaza de la Constitución estos días con la segunda capa de aglomerado, cuando debe ser una zona peatonal o verde. (C.A)

-  El consejero de Fomento insiste en que la zona debe ser peatonal aunque paradójicamente se ha distribuido la segunda capa de aglomerado, en teoría porque los bloques de pavimento "molestaban". También considera insignificante al sobrecoste de obra que ha cifrado en unos 45.000 euros.

El consejero de Fomento, Alejandro Ramírez, vuelve a tachar de “error” la vulneración del PGOU que se ha cometido en la obra del desdoblamiento del Paseo de las Palmeras y, concretamente, en la plaza de la Constitución. Una zona que a efectos de normativa urbanística debe ser peatonal, conocida como zona verde, pero que desde el pasado julio se encuentra atravesada por un vial.

El propio Ramírez reconocía el pasado noviembre a Ceuta Actualidad la existencia de una modificación puntual en el PGOU pero que, al parecer, no habían detectado hasta que comenzaron los trabajos. En ello ha vuelto a insistir este jueves, a la vez que ha intentado evitar buscar responsabilidades. “Hubo un error en la fase de redacción inicial”. Sin embargo, ese proyecto debe pasar todos los trámites preceptivos antes de ser aprobado.

Así, recibe el informe favorable por parte de la Comisión Técnica, firmado y refrendado por uno de los arquitectos de la Ciudad. Informe al que pudo tener acceso este medio y que, según uno de los expertos que fue consultado, “no hace mención alguna a la normativa urbanística, tan solo a la referente a carreteras”. Con ese escollo, al parecer insignificante, dicho aval quedaba recogido en el decreto de adjudicación de la obra por parte de Procesa y firmado por la consejera de Economía y Hacienda, Kissy Chandiramani, corroborando que el citado proyecto había sido “supervisado positivamente” por parte de la Oficina de Coordinación de Inversiones y Supervisión de Proyecto Externos (OCISPE), previo informe de los Servicios Técnicos de la Sociedad de Desarrollo de Ceuta S.A.

Con todo ello, el propio Ramírez aseguraba ya hace dos meses que se estaba trabajando en la modificación del proyecto. Hoy, 13 de enero, el consejero ha vuelto a decir lo mismo. Pero es que, además, en estos dos meses, la zona ha recibido una segunda capa de aglomerado. Paradójico cuanto menos, ya que el titular de Fomento ha asegurado que será una zona “adoquinada e, incluso, con vegetación”.

Entonces, ¿por qué se añadió más asfalto? La respuesta del consejero, titubeante, se pierde se pierde entre una serie de argumentos difíciles de encajar. “La zona está cortada, pero había una hilera de adoquines que molestaban y en la época de fiestas navideñas la Dirección Técnica consideró que era más conveniente despejar la zona y añadir la segunda capa”. Pero, también se podía haber despejado la zona, sin tener que añadir una segunda capa que ahora hay que quitar, como también ha reconocido Ramírez.

“Es solo picar y volver a poner las losetas”, ha dicho como si de una acción insustancial se tratase, de la misma forma que se ha referido al sobrecoste de obra por este desaguisado. “Es muy bajo, llegará a los 45.000 euros, ya que la solería la vamos a reutilizar”.

Comentarios