La Ciudad

ACTO INSTITUCIONAL EN RECUERDO de SÁNCHEZ-PRADO

Una sencilla ceremonia en memoria de “una víctima inocente" del drama de nuestra historia

Custom 2
photo_camera Momento del homenaje al alcalde Antonio López Sánchez Prado / CRISTIAN MARFIL

Atendiendo a lo acordado por el Pleno de la Asamblea en su última sesión, en la noche de este lunes se ha llevado a cabo el homenaje al que fuera alcalde de la ciudad, Antonio López Sánchez Prado, un acto que a partir de ahora queda institucionalizado y que se celebrará cada 5 de septiembre.

Con la asistencia de la mayoría de los diputados de todos los partidos políticos con representación en la Asamblea, miembros de los sindicatos, público, y bajo la presidencia del presidente de la Ciudad, Juan Vivas, que estuvo acompañado por el delegado del Gobierno, Nicolás Fernández Cucurull, y el comandante general de Ceuta, Javier Sancho Sifre, se llevó a cabo el sencillo acto, como al que fuese alcalde le gustaba, a Antonio López Sánchez Prado.

En el día que se cumple el 80 aniversario de su fusilamiento, el presidente Vivas, ante su estatua, ubica en la vía que lleva su nombre, ha recordado la figura del que fuese regidor de la ciudad, del que dijo “era una persona querida y respetada por todos los ceutíes por encima de ideologías…”.

Fue, dijo el presidente, “una víctima inocente de un episodio dramático de nuestra historia” y hoy en día, sigue “siendo un ejemplo perdurable de bondad y valentía”.

Vivas leyó, acto seguido, una parte del discurso que Sánchez Prado pronunció con motivo de su acceso a la alcaldía, tanto en abril de 1931 como en febrero de 1936.

Según el texto preparado por el historiador Francisco Sánchez Montoya, presente en el acto, el que fuese alcalde decía: “ … Yo no tengo méritos para ocupar el puesto que me han brindado, pero ofrezco mi actuación a la justicia popular… Una de las primeras medidas será luchar contra la gran crisis que padecemos… Y quiero hacer constar que voy a desarrollar una política de pura administración, haciendo todo lo posible desde este Ayuntamiento para que no haya parados en la población y que la vida municipal tome una marcha activa”.

“Haremos todo lo posible para que inmediatamente puedan ponerse en marcha las obras públicas, que son las que tienen que dar pan a todos y cada uno de los trabajadores, y al mismo tiempo una labor de justicia social… También procuraré abordar, si los medios económicos del Ayuntamiento lo permiten, la construcción de casas baratas, de las que tan necesitada está Ceuta… Quiero dar las gracias a todos los ciudadanos de Ceuta, tanto de izquierda como de derechas, y a todos los concejales, que por unanimidad me han elegido para este cargo…”

“Y ya sabéis que lo mismo que me habéis traído aquí, si veis que no cumplo con mi deber, que me aparto del camino recto, debéis arrojarme de este puesto, con el cual me habéis honrado, pero no por la puerta… si no por el balcón”.

Tras la lectura de las citas, el presidente depositó un ramo de flores a los pies de la estatua del que fuese alcalde, concluyendo el acto con la interpretación de una pieza musical por parte de músicos del Conservatorio Profesional de Música Ángel García Ruiz.

Comentarios