La Ciudad

UN SOLO COCINERO PARA 202 INTERNOS

Los sindicatos alertan de que la insuficiencia de la plantilla amenaza la apertura de la nueva prisión y entorpece el trabajo en Los Rosales

prisión nueva loma mendizábal
photo_camera Instalaciones de la nueva prisión de Loma Mendizábal/ ANTONIO SEMPERE

Los sindicatos están en alerta. CCOO, UGT y ACAIP han hecho pública su preocupación por la falta de personal que lastra el funcionamiento del centro y que puede comprometer la apertura del nuevo centro penitenciario de Loma Mendizábal, prevista para el próximo año. Los representantes de los trabajadores ponen como ejemplo la situación del servicio de cocinas: actualmente, un solo cocinero atiende a una población reclusa de 202 internos.

La plantilla de la prisión de Los Rosales resulta insuficiente para atender las necesidades del centro. Ésta es la denuncia que han formulado conjuntamente los sindicatos, cuyas direcciones acusan a Instituciones Penitenciarias de mantener una relación de puestos de trabajo (RPT) “obsoleta” que no se corresponde con la realidad de la plantilla.

CCOO, UGT y el sindicato profesional ACAIP han suscrito un comunicado por el que alertan de la difícil situación a la que se ha abocado al vetusto presidio ceutí. Según los representantes de los trabajadores, la vieja RPT recoge hasta 29 puestos que continúan sin cubrir.

La inquietud de los sindicalistas va más allá. La Delegación de Gobierno anunciaba a finales del pasado año la apertura del nuevo centro penitenciario de Loma Mendizábal a lo largo del primer semestre de 2017. CCOO, UGT y ACAIP temen que la falta de personal impida cumplir con estos plazos. “Si no contamos con más funcionarios, difícilmente se podrá abrir la nueva cárcel”, advierte el sindicalista de UGT, Juan Miguel Cubo.

 

Un solo cocinero

La insuficiencia de personal se evidencia con mayor nitidez en el servicio de cocinas. Según denuncian los sindicatos, la jubilación de dos de los tres cocineros ha dejado a un solo trabajado al frente de uno de los servicios esenciales de las instalaciones. Los representantes de los trabajadores revelan que la preparación de las comidas está siendo asumida por los propios internos cuando el cocinero se encuentra de descanso.

Las organizaciones firmantes del comunicado aseguran que el exceso de trabajo generado en las cocinas está siendo endosado a funcionarios del área mixta, que han de asumir tareas y responsabilidades que no figuran recogidas entre sus funciones.

Los sindicalistas reclaman a  la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias que haga efectivo su compromiso de asignar a Ceuta 50 nuevos funcionarios, una medida necesaria para sostener el funcionamiento del actual centro y posibilitar la apertura de la nueva prisión el próximo año. “”En los dos últimos años las plazas disponibles no han llegado a cubrir las jubilaciones que se están produciendo”, protesta la responsable de CCOO, Agustina Frontaura.

En su nota, los sindicatos piden, además, la recuperación completa de la paga extraordinaria de diciembre de 2012.

Comentarios