La Ciudad

El presidente de Auto-Taxi asegura que no saben dónde reclamar ni a quién acudir

Profesionales del taxi se quejan del trato que reciben de la Ciudad: "Parecemos apestados"

taxi
photo_camera El sector del taxi está siendo muy golpeado por la pandemia (C.A.)
"La pandemia sólo ha traído ruina al sector", afirma el presidente la Asociación Profesional de Auto-Taxi de Ceuta, Julio Pérez. 

La pandemia arrasa con la salud de muchas personas a la vez que deja maltrecha la economía. Un colectivo del sector servicios muy afectado por el covid es el gremio de taxistas.

Cómo estará la situación para que nada más empezar la entrevista con el presidente de una de las dos asociaciones que funcionan en la ciudad, se aferre a la famosa frase: "Virgencita, virgencita que me quede como estoy", en medio de la insatisfacción que le producen las medidas preventivas en vigor y temeroso de las que vendrán más adelante, desde la Ciudad Autónoma, como mando único, o del Gobierno de España. JULIO PEREZ TAXI

Julio Pérez García es el presidente de la Asociación Profesional de Auto-Taxi de Ceuta. "Vamos a estar peor a partir de las nuevas restricciones que se apliquen. Ahora no hay nada y por la noche menos todavía con el toque de queda impuesto. Nos cortan en horas la recaudación que ya de por sí era poca. ¿Si no hay movilidad nocturna, ni bares ni restaurantes ni el ocio juvenil, qué hace el taxi en la calle?"

Pérez aclara que al ser un Servicio Público con su licencia municipal, se establecen unos servicios mínimos para las urgencias que puedan producirse, en torno a los 15 o 20 coches. Durante el toque de queda los profesionales no han realizado ni un sólo servicio, asegura el presidente de Auto-Taxi. "Han estado dentro de sus vehículos, parados, con el móvil y dando una cabezada, porque no hay nadie en la calle. No van a estar dando vueltas gastando combustible. ¿Quién va a levantar la mano?. Y si una persona necesita una emergencia llama al 112 o a una ambulancia"

El taxi es un servicio esencial y desde marzo no ha parado de funcionar, tampoco durante el primer decreto de estado de alarma por el coronavirus: "Hemos estado siempre en la calle, desde marzo y durante el confinamiento, y nadie se ha preocupado de nosotros ni nos ha tendido una mano; la actividad ha caído un 90%. Ya de por sí se gana poco de noche en Ceuta, menos que en ningún sitio, y el servicio nocturno ha sido nulo. Y sé que hay ciudades donde están peor como en Melilla".  

Ayudas y costes 

Julio Pérez es autónomo y tiene a dos personas asalariadas. Él tiene que pagar su cuota y los seguros sociales de sus empleados además de sus pagas. "Lo que está sufriendo el taxi con la pandemia perjudica a autónomos y trabajadores. A los dos. Si me dan a elegir, le diría que más aún al asalariado porque el autónomo ha recibido ayudas de Procesa. El asalariado lo está pasando muy mal y son muchas horas al volante. Por otro lado, el propietario del taxi, el que menos tiene unos gastos mensuales de entre 750 y 800 euros, incluida la cuota de autónomo". 

La mayoría de los propietarios de una licencia tienen un único empleado, el autónomo trabaja por la mañana y el empleado por las tardes. Con las restricciones muchos de estos trabajadores se han acogido al ERTE y luego han vuelto a ser readmitidos. 

Como pequeños empresarios y autónomos que son, sí que han recibido alguna ayuda de la Ciudad Autónoma, a través del I Plan `Ceuta Resiste`: "Me consta que todos han recibido ayudas aunque llegan tarde, pero no tenemos queja en el aspecto de que se ha cobrado una ayuda con una cuantía que estaba en función de los empleados que tuviéramos". 

Pérez, sin embargo, se queja de que no perciban ayudas los trabajadores: "He hablado pero no se puede hacer nada. Soy de la opinión que el asalariado del taxi también tendría que tener una ayuda. ¿Quién se acuerda de ellos?, no teniendo para pagar la luz, el agua, para comprar una botella de leche o un pack de yogures. Están a expensas de la voluntad del propietario de la licencia de querer compartir una parte de la ayuda". 

Los últimos para la Administración

El presidente de Auto-Taxi afirma que ahora "al taxi no lo quiere nadie". Explica que "hemos estado en Gobernación muy bien con Hachuel, Medina, Villalba y Afri, con los que tuve un contacto permanente. Luego nos pasaron a Sanidad y Consumo, no sé por qué. Allí estuvimos cuatro o cinco meses y no nos querían. Últimamente dependimos de Fomento tres o cuatro meses y parece que ya estamos en Medio Ambiente, pero realmente no. ¿Dónde puede reclamar ahora el sector del taxi?. Según el BOCCE dependemos del área de Yamal Dris y una persona de su despacho me dijo que esperara unos días y que me llamarían porque <todavía eso no está muy claro>. Por eso y por otras razones nos quejamos del trato que se nos da en la Ciudad. Somos la patata caliente que nadie quiere asumir".  

Entre los asuntos que forman parte de la reivindicación de este colectivo se encuentra la falta de documentación: "Nos falta autorización para cuando un compañero cambia el vehículo, lo que se llama cambio de material. Un papel que necesitamos también para la revisión semestral de la ITV, donde nos dicen que la documentación que presentamos no vale. No hay exámenes ni se contesta a las solicitudes de revisión del permiso a la que ahora han añadido que son indefinidas. Acabamos con un -no apto- en la ITV porque carecemos de la documentación". 

Pérez lamenta la dejadez de la Administración "que no nos da ni un poco de calor ni nos presta atención". Recuerda que antes los problemas se solucionaban con una llamada porque había interés. El Taxi "no se come a nadie"; sin embargo, “parece que somos apestados". 

El representante de la Asociación pide que exista un puesto intermedio como el de coordinador para tratar y solucionar los problemas que sufre el sector "siempre que sea una persona que esté autorizada para tomar decisiones y que no nos diga que no hay jurídico para firmar". 

Sobre el apoyo de las organizaciones empresariales como la Cámara o la Confederación, puntualiza que los autónomos del taxi no están dados de alta en ambas entidades, quizá alguno sí, afirma. Pérez echa en falta de la Confederación y de la Cámara "un poco de aliento para el sector del taxi; una cosa son los comercios, la ropa o que ha cerrado La Columna o que Zara no se marche de Ceuta, pero del taxi nadie habla". 

Julio Pérez subraya que "con la pandemia todo ha ido a peor en todos los sentidos, esto no pasaba antes y los problemas del taxi son diarios. No nos vale un espere usted a mañana, lo nuestro es una ruina". Pérez reconoce que en general todo el sector servicios está en una situación muy delicada. 

Como ciudadano no culpa a los políticos de la situación actual de pandemia en Ceuta: "No culpo a la Consejería de Sanidad ni al Gobierno de la Nación, somos nosotros mismos que no estamos cumpliendo con las recomendaciones y las prohibiciones aunque el taxi está mirando por las medidas higiénicas por el bien de todos aunque la Delegación del Gobierno no nos dio mascarillas cuando las repartió. En cambio sí a la otra asociación. Te puedo decir que todos los coches han colocado una mampara entre el conductor y la parte trasera y afortunadamente en esta segunda ola no conozco ningún caso positivo en el sector". 

"Por el bien de Ceuta" Julio Pérez sí se muestra favorable en la situación actual al confinamiento domiciliario, pese a los problemas económicos que acarrea una medida tan drástica.  

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios