La Ciudad

El consejero tiene aparcadas varias actuaciones de Fomento

Gaitán olvida que prometió preservar la navegación en el Foso de las Murallas Reales

Gaitán, jurando su cargo. El Foso, pendiente de su dragado y otros arreglos (C.A.)
photo_camera Gaitán, jurando su cargo. El Foso, pendiente de su dragado y otros arreglos (C.A.)
Se presume de tener casi en exclusiva un Foso navegable, se enseña al mundo en las ferias de Turismo y luego no está cuidado.  

El 21 de mayo del 2019, la Ciudad remitió una nota a los medios de comunicación cuyo titular era “La Ciudad dragará el Foso y echará la arena extraída en zonas de playa afectadas por los temporales”. Un año y seis meses después del foso no se ha extraído un gramo de arena. 

En aquella información emitida desde la Ciudad Autónoma, se aseguraba que la Ciudad “prevé dragar el Foso de las Murallas Reales para restituir su calado, afectado por los últimos temporales y utilizar la arena de él extraída para mejorar las zonas de playa perjudicadas por la misma razón”.

Una actuación que según la Ciudad “se enmarcaba en el convenio suscrito en septiembre de 2017 con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que tiene su fundamento en el objetivo del Ministerio de mejorar el entorno medioambiental y en la voluntad de la Ciudad de promover inversiones para facilitar un uso y disfrute de ese entorno a los ciudadanos”.

Y se explicaba que “en cumplimiento del compromiso señalado en el convenio, la Ciudad, solicitadas las autorizaciones y permisos oportunos, se ocupará de la redacción de los proyectos y de su ejecución mediante los contratos correspondientes y, ante la cercanía de la temporada estival, recurrirá a la vía de la urgencia para hacerlo todo en el menor tiempo posible”.

El doble objetivo era, según el comunicado de prensa “restablecer el calado suficiente en el Foso de las Murallas Reales para preservar su navegabilidad y, así, facilitar su uso y disfrute para todos los colectivos y particulares que, bien por razones profesionales como por otras, lo utilizan. Por otro lado, la arena que se extraiga del foso mediante su dragado se empleará en las zonas de playa que, como consecuencia de los últimos temporales, se han visto mermadas, actuación que también redundará en el aprovechamiento del litoral por parte de los ceutíes precisamente ahora, cuando llega la temporada de baño”.

En el convenio con el Ministerio, en ninguna parte figuraba la citada actuación, ni siquiera contemplaba el sustantivo foso ni el verbo dragar. ¿Puede la Ciudad extraer arena del Foso? Es una cuestión que vuelve a plantearse al demorarse la actuación. 

El Conjunto Monumental de las Murallas Reales, integrado en el Patrimonio Histórico de nuestra Ciudad, ostenta la declaración de Bien de Interés Cultural y, por tanto, requiere la máxima protección, de conformidad con lo establecido en la Ley 16/1985, de 25 de junio, de Patrimonio Histórico Español. Su ordenanza reguladora establece que no podrá realizarse obra o instalación alguna que afecte directamente al Conjunto Monumental o a cualquiera de sus partes integrantes o pertenencias, ni en el entorno afectado sin la aprobación de la Comisión de Patrimonio. 

Las actuaciones contempladas en el BOE, de fecha 27 de octubre de 2017, se fijaron a la vista del informe realizado y de la situación de las playas, donde el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y la Ciudad de Ceuta definieron una estrategia de actuación consistente en varios puntos. 

El vertido de Arena en la Playa del Chorrillo en un volumen aproximado de 160.000 m3 de forma que se duplicara la anchura actual de playa, determinándose el tipo de arena más adecuado para el vertido a través de un estudio específico al efecto.

La recarga de Arena en la Playa de la Ribera dentro de lo posible para volver a la situación que se consiguió en el año 2005 recuperando la arena perdida durante estos años.

El vertido de arena en las pequeñas playas existentes entre la Playa del Chorrillo y la Frontera del Tarajal, sabiendo que el arrastre en estas zonas es bastante más pronunciado.

Y una actuación en la playa de Benítez para la evacuación de las aguas procedentes de arroyos fuera del ámbito de las zonas de baño.

El mismo día que la Ciudad Autónoma envió el comunicado, se publicó que, sin embargo, ese convenio recoge previsiones de actuación que se refieren a la mejora de las playas y "no contempla el dragado del Foso".

Por otra parte, se apuntaba a que la ciudad necesitaría para llevar a cabo esta actuación una autorización del Ministerio de Medio Ambiente para conocer el impacto ecológico y el consentimiento de Capitanía Marítima y de la Autoridad Portuaria. 

Y sobre que “la Ciudad, solicitadas las autorizaciones y permisos oportunos, se ocupará de la redacción de los proyectos y de su ejecución mediante los contratos correspondientes”, fuentes de la Delegación del Gobierno aseguraban no tener conocimiento de estos trabajos. 

En febrero de 2006 fue la última vez que se dragó el Foso y eso sucedió porque el exceso de arena en el fondo obligó a Delegación del Gobierno a acometer un proyecto de dragado del mismo para permitir el tránsito de embarcaciones. Fue con Jerónimo Nieto como responsable.

Una falsa promesa

A este historial de informaciones se incorpora otro dato, el consejero de Fomento de la Ciudad Autónoma, Alberto Gaitán, según los usuarios del Foso, anunció en verano el compromiso de acometer el dragado en octubre y ganar calado ya que había proyecto y presupuesto. Una promesa que se produjo a través de una videoconferencia con empresas, asociaciones y clubes de la náutica local. Corre el tiempo y el consejero sigue sin cumplir su palabra en medio de algunas incertidumbres sobre quién tiene la competencia para realizar la extracción de arena. 

Tampoco se ha procedido a la reparación definitiva de la tubería sujeta con una malla que la Ciudad colocó en el mes de agosto por decisión de ACEMSA y que representa un serio riesgo para la navegabilidad. 

Al consejero Gaitán habría que recordarle que los ciudadanos están muy cansados de falsas promesas y que posponer la ejecución de obras necesarias no es una buena actitud política.

Ceuta está cansada de la pandemia, pero también de que sea la excusa de los políticos para tener parada la ciudad. Que se sepa no existe ninguna medida restrictiva que impida que la Ciudad siga funcionando y dando servicios a los ciudadanos porque sus responsables políticos siguen recibiendo sus emolumentos. 

El Foso es un atractivo turístico de enorme importancia para la ciudad y da la impresión que quieren dejar morir el canal, el mismo que han promocionado en FITUR en varias ocasiones para atraer turismo. ¿Qué manera de tirar el dinero, no?, cuando lo primero es que esté preparado para la navegabilidad sin el riesgo de encallar. El consejero de Fomento lo que tiene que hacer es prometer menos y ponerse ya manos a la obra con un asunto que ya huele como el famoso desagüe al Foso que no tenía arreglo. Presumimos de tener casi en exclusiva un Foso navegable, lo enseñamos al mundo en las ferias y luego no lo cuidamos. 

Pero no es este el único proyecto que no sale, la Consejería de Fomento está estancada. ¿Qué iniciativas han salido adelante en los últimos meses? ¿Por qué no continúan y ejecutan los proyectos iniciados por el anterior consejero del área? ¿Qué pasa con la revisión de las ordenanzas municipales que tanto afectan al sector servicios?. Un cúmulo de despropósitos.

Si dispone de los recursos económicos y la autorización o las competencias para la actuación en el Foso, el consejero debería anunciar públicamente la fecha y acometer el proyecto.

Alberto Gaitán tiene un bagaje político escaso pero es momento de que empiece a tomarse con más energía todos los asuntos que son propios de su Consejería, una de las más importantes, que no sea sólo la voz los viernes del presidente Vivas e intente dejar algo de su impronta en su paso por el área de Fomento, no dejando pendiente sine die lo que es necesario por el bien de la ciudad.

 

 

 

 

 

 

Comentarios