La Ciudad

Seguridad

Nadie ha explicado por qué falló el cordón policial durante la visita de Pedro Sánchez

Sánchez saluda a los mandos de las fuerzas de seguridad a su llegada a Ceuta (CEDIDA)
photo_camera Policía Nacional en el helipuerto (REDACCIÓN)

Coches oficiales golpeados y rayados y manifestantes que se echaron encima de la comitiva que trasladaba al presidente del Gobierno y al ministro del Interior a la salida del helipuerto.  

Un cordón policial confina a un grupo más o menos amplio de manifestantes en un área limitada, durante el tiempo que sea necesario, con el fin de impedir el acercamiento de estos para increpar, intimidar o incluso agredir a las personas que requieren protección. El pasado martes, con la visita a Ceuta del presidente del Gobierno y el ministro del Interior, la medida de seguridad no funcionó. 

El grupo de alborotadores era reducido, unos cuarenta, pero -aún así- los más violentos consiguieron saltarse el cordón policial y patear el vehículo del ministro Grande-Marlaska a la salida del helipuerto.

En las diferentes imágenes difundidas por los medios de comunicación, se observa como los agentes llegaban tarde a la reacción de los violentos que se echaron encima de los vehículos oficiales, golpeándolos

Esto ha sucedido en Ceuta y con todo un presidente de la Nación al que acompañaba un ministro, unos sucesos que se pueden calificar de muy graves por cómo sucedieron. Entre las preguntas: ¿por qué falló el dispositivo de seguridad? y ¿cómo los violentos pudieron traspasar el cordón policial?. Cuestiones que algún responsable debería explicar. 

Comentarios