La Ciudad

Conflicto laboral

Todas las líneas de autobús continuarán operando con normalidad, incluidas las de San Amaro y Benzú

Autobús por la calle Independencia (ARCHIVO)
photo_cameraAutobús por la calle Independencia (ARCHIVO)

La reunión mantenida entre el presidente de la Ciudad y el gerente de Hadú Almadraba ha servido para limar asperezas y convencer a los autobuses para que no suspendan el servicio como ocurrió ayer domingo. 

Todas las líneas de autobús continuarán operando con normalidad, incluidas las de San Amaro y Benzú. Esta es la conclusión obtenida de la reunión mantenida esta mañana entre el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, y el gerente de la empresa de autobuses, Manuel Cuéllar.

El Gobierno se ha comprometido en seguir trabajando de urgencia para que en breve esté listo el contrato que otorgará a Hadú-Almadraba la gestión del servicio público de transporte durante dos años.

Cuéllar apuesta por un contrato que permita que los servicios se puedan realizar sin problemas y que los trabajadores se sientan protegidos. Al mismo tiempo, la empresa ha propuesto la posibilidad de municipalizar el servicio. Una cuestión que no ha quedado en saco roto y que el Ejecutivo va a estudiar.

El conflicto laboral existente entre Gobierno y empresa se agravaba este domingo cuando el Comité de Empresa de Hadú-Almadraba decidía suspender todos los servicios tras conocer que el Gobierno había activado un dispositivo extraordinario para dar cobertura a los dos trayectos que han sido suspendidos. El presidente del Comité ha considerado una falta de respeto la respuesta del Ejecutivo. "El Gobierno lleva un mes para formalizar el acuerdo alcanzado y hoy firma un contrato deprisa y corriendo a una empresa para cubrir San Amaro y Benzú en vez de pagar a nuestra empresa por estas líneas".

 

Comentarios