La Ciudad

DOS MESES CON LAS BRIGADAS CÍVICAS

La tranquilidad continúa en las líneas 4 y 8 de autobuses

bus1
photo_camera Pasajeros y conductores de las líneas 4 y 8 viajan con tranquilidad desde la llegada de las Brigadas Verdes / ANTONIO SEMPERE

La tranquilidad es la tónica que se vive en las líneas 4 y 8 de autobuses desde que hace dos meses las Brigadas Cívicas volvieran al interior de los vehículos tras los últimos actos vandálicos.

Había que buscar una solución y parece que se ha encontrado. Hace unos meses los autobuses de las líneas 4 y 8 volvían a ser el blanco de un grupo de jóvenes que se dedicaban a insultar al conductor y a los pasajeros y a romper las lunas de los autobuses que les recogían a la salida del instituto y les llevaban hasta el Príncipe. Ante esta situación, y el estado de nervios en el que se veían obligados a trabajar los conductores, la empresa acortó el recorrido y pidió la protección de la policía. El Gobierno de la ciudad decidió retomar una figura que ya había funcionado dentro de los vehículos con anterioridad: las Brigadas Cívicas, que no son otra cosa que ceutíes "conocidos en el barrio y que los jóvenes respetan". Las brigadas se subieron a los autobuses en el mes de marzo y desde entonces no se han producido incidentes, tal y como ha explicado el gerente de la empresa Hadú Almadraba, José María Cuéllar, quien aplaude esta iniciativa que se mantendrá hasta que acaben las clases.

Comentarios