Lunes. 23.04.2018 |
El Tiempo
Ceuta Actualidad

EL GOBIERNO HA ANUNCIADO QUE ABRIRÁ UN EXPEDIENTE INFORMATIVO

Sin explicaciones al incidente que dejó inactivo un horno crematorio e impidió incinerar un cadáver

Instalaciones del crematorio ceutí (C.A.)
Instalaciones del crematorio ceutí (C.A.)

Un informe evacuado por la empresa Atroesa detalla cómo su personal no encontró razones técnicas que explicaran que el horno dejara de funcionar.

Sin explicaciones al incidente que dejó inactivo un horno crematorio e impidió incinerar un cadáver

Un informe de la empresa Atroesa, que ya se encuentra en manos del Gobierno de la Ciudad, sugiere que la avería que el pasado 17 de diciembre dejó sin servicio el único horno crematorio en funcionamiento de Santa Catalina no se debió a un problema técnico.

El documento establece una cronología del incidente, que impidió la incineración del cadáver de una mujer. Según el informe, técnicos de Atroesa, responsable de la instalación de los hornos, asesoró telefónicamente a un operario del servicio sobre el protocolo a seguir para intentar reactivar el funcionamiento de la instalación. Las consultas se mantuvieron hasta las once de la noche, sin que los intentos por poner en marcha el horno dieran resultado alguno.

 “El lunes 18, a partir de las 8.00 horas, volvieron a llamar a nuestro técnico y de forma inexplicable no lograron hacerlo funcionar aun conectándolo a un enchufe exterior”, relata el autor del informe. Posteriormente, tras nuevas instrucciones, el horno reanudó su actividad tras ser conectado a la toma de otro quemador.

Los técnicos de Atroesa verificaron el miércoles día 20 el estado del horno y, tras un simulacro de avería, observaron que los quemadores se encontraban operativos.

 

Apertura de expediente informativo

El Gobierno ha resuelto recabar un informe del director general de Industria para esclarecer lo sucedido, al tiempo que ha anunciado la apertura de un expediente informativo.

Tras el incidente del pasado día 17, la consejera de Sanidad, Adela Nieto, responsable de cementerios, explicó que el cementerio dispone de dos hornos de los que sólo funciona uno desde que un incendio en febrero de 2016 dejó inutilizable el otro. Aquel incidente habría obligado a una reforma integral de las instalaciones, recomendada por Atroesa y por un informe sobre prevención de riesgos laborales.

Tras sacar a licitación un proyecto técnico para precisar las actuaciones que resultaba necesario acometer, se acabó adjudicando en julio de 2017 un contrato para una obra que está a la espera de ser recepcionada.

Nieto detalló que posteriormente, durante un temporal, la chimenea del horno se desprendió. La consejera explicó que la reparación de la chimenea no se pudo acometer dado que para ello era preciso previamente concluir los trabajos ya iniciados para adecuar las instalaciones.

La avería ayer del segundo horno dejó en evidencia la imprevisión de los responsables del servicio. 

 

 

Sin explicaciones al incidente que dejó inactivo un horno crematorio e impidió incinerar un cadáver