La Ciudad

Una caravana de vehículos antiguos insufla un aire retro a la ciudad durante el fin de semana

photo_camera Momentos del itinerario cubierto por la caravana de coches/ A.S.

El I Rally de Ceuta pone sobre el asfalto una cuarentena de coches, entre ellos un Rolls Royce que perteneció a Isabel II

IMG-20150207-WA0005_Custom.jpgIMG-20150207-WA0007444_Custom.jpgSu Majestad la Reina Isabel II no viajaba a bordo. Pero el Rolls Royce de 1949 lucía igualmente regio estacionado en pleno Paseo del Revellín.

En el interior del Packard que se movía seductoramente San Amaro arriba no había nada que indujera a pensar que el asiento del acompañante estuviera ocupado por Lucky Luciano.

Maurice Chevalier no saludaba al respetable desde el Corre La Licorne esforzado en superar la cuesta del Recinto Sur.

No estaba ninguno de ellos y estaban todos esta mañana en el I Rally de Ceuta de coches clásicos. La caravana de automóviles, que desembarcó ayer en la ciudad, arrancaba en torno a las diez y media de la mañana para aventurarse camino del Monte Hacho.

 

Esta vistosa carrera no competitiva ha traído a Ceuta una cuarentena de coches clásicos que arrastra tras de sí a 120 personas. Un Rolls Royce que, efectivamente, perteneció a Isabel II, un Steyr que los especialistas no dudan en calificar de único en el mundo, un Wolseley singular que no tiene gemelo en toda España… Coches construidos y conducidos entre los años 1920 y 1950. La comitiva incluye un buen número de piezas de gran valor.

El responsable de que Ceuta se haya convertido durante un fin de semana en el centro de atención de todos los amantes del automóvil es Pedro López, organizador, promotor y responsable primero de la idea de traer el rally a este lado del Estrecho. López reside en Jaén y confiesa una irreprimible atracción hacia Ceuta, de tal intensidad que decidió, un buen día, que éste sería un extraordinario marco para una exhibición que ya se organiza en otros puntos de la Península. “Todo esto nació de la ilusión, de la pasión que siento por los vehículos antiguos y de lo mucho que me gusta esta ciudad”, explica López.

El rally, organizado por el Club de Vehículos Históricos de la Costa del Sol, cuenta con el respaldo de la Consejería de la Presidencia, Servicios Turísticos, el Centro Comercial Abierto y la Cámara de Comercio de Ceuta.

Camino del Mirador de Isabel II, donde el programa sitúa un alto para disfrutar de un refrigerio, el viajero disfruta de un placer resultado del anacronismo de saberse a los mandos de un pedazo de otro tiempo. 

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad