La Ciudad

DIA DE CEUTA

Vivas reconoce en su discurso que una de las asignaturas pendientes de la ciudad es la lacra del paro

vivas día de ceuta
photo_camera El presidente Vivas, durante su intervención en el acto del Día de Ceuta / ANTONIO SEMPERE

Vivas ha centrado su discurso con motivo de la celebración del Dia de Ceuta en dar un nuevo testimonio deL amor a España y a la ciudad, “dos sentimientos inseparables”. Ha significado a las personas y entidades que han sido merecidamente reconocidas y distinguidas y ha puesto de relieve los “valores de nuestra sociedad Y su personalidad”. Ha hablado de Ceuta, de sus retos, inquietudes y problemas, de su autogobierno, y de los ceutíes.

Ceuta, ha dicho, fascina por ser una especie de taller para la fusión, el encuentro y el abrazo; fusión y encuentro entre el Mediterráneo y el Atlántico, el levante y el poniente, oriente y occidente, Europa y África, el norte y el sur; fusión y encuentro entre personas de diferentes credos y razas que, en un reducido espacio, “hemos aprendido, y estamos dispuestos, a vivir compartiendo, a base de roce, respeto y afecto”

El presidente, en su intervención, ha apelado al Estatuto de Autonomía como norma básica para, además de hacer posible el autogobierno, procurar la mejora de las condiciones de vida de los ceutíes, en igualdad con el resto de los españoles y al amparo del principio de solidaridad que recoge la Constitución.

Desde esa perspectiva, un hecho resulta revelador: la aprobación y desarrollo del Estatuto de Autonomía coincide con el periodo de nuestra historia reciente de mayor inversión pública y de más capacidad financiera de nuestra hacienda, lo que se ha traducido en avances sustanciales en la calidad de los servicios públicos esenciales, en la ampliación de la red de protección social, en la renovación y modernización de la trama urbana, y en la consolidación y perfeccionamiento de nuestro régimen económico y fiscal especial.

El rango autonómico ha propiciado una mayor presencia institucional y más ágil interlocución con quien finalmente decide la asignación de recursos entre las distintas administraciones territoriales, ha destacado el presidente.

Vivas entiende agotado el debate que marcó la aprobación del Estatuto y sus primeros años de vigencia: “hoy nadie -o casi nadie- cuestiona que Ceuta esté plenamente integrada en la estructura territorial del Estado, tanto local como autonómica”.

Pese a ello, el presidente ha reconocido que queda mucho por hacer y “tenemos muchas asignaturas pendientes, alguna de tanta envergadura como el drama del paro, especialmente acusado en el caso de nuestros jóvenes”.

La solución no es fácil, “todo lo contrario”.  El problema, ha dicho,  tiene carácter estructural y  salvo el caso de Melilla, no existe ninguna otra parte del territorio nacional en la que concurran, a la vez, tantos condicionantes y dificultades para el desarrollo económico y la creación de empleo; una afirmación tan rotunda como irrefutable.

Pero esta dificultad no puede convertirse en pasividad o resignación; “no nos lo podemos permitir. “Necesitamos todas las manos, todas las ideas, todas las voluntades, todas las luces para ponerlas al servicio de la causa del empleo”.

“Necesitamos perseverar en los ejes de actuación en los que existe un alto grado de consenso: el mantenimiento del músculo de las administraciones públicas, la mejora de la conectividad y de las comunicaciones con el entorno; la defensa de nuestras peculiaridades fiscales; el fomento del emprendimiento; la apuesta por la formación; y la lucha contra el fraude en cualquiera de sus manifestaciones”, ha precisado

Y también se necesita llevar al ánimo de nuestros jóvenes, que en el aprendizaje y en el esfuerzo está la llave para abrir las puertas del porvenir y de las oportunidades.

 

Palabras para los homenajeados

La segunda parte de su discurso ha estado dedicado a ensalzar los méritos de los homenajeados en con la Medalla de la Autonomía y de la Ciudad.

El colegio de San Agustín, que ha recibido la Medalla de la Autonomía, debe ser un referente de pasión por la educación, ha dicho el presidente. “Por la educación en valores, con mayúsculas; por la educación impregnada del aroma limpio de la libertad; por la educación como el arma más poderosa que se conoce para cambiar el mundo y hacer a la persona dueña de su destino.

“A los que hace cien años iniciaron la andadura, a los que la continuaron y desarrollaron, a los que mantienen encendida la llama, a los muchos maestros que el colegio de San Agustín ha tenido y tiene, en nombre de todos los ceutíes, muchas gracias”·.

Vivas ha dedicado unas palabras a los cientos de miles de trabajadores que, a lo largo de estos cien años de historia, han encontrado en el sindicato amparo y defensa de sus derechos y legítimas demandas; por su decisiva y generosa contribución a nuestro modélico proceso de transición a la democracia; por los muchos militantes que, en las épocas difíciles de persecución y exilio, se mantuvieron fieles a sus principios y a sus ideas, aun a costa de su libertad y hasta de sus vidas; por la defensa de nuestras peculiaridades económicas y fiscales ante las instancias competentes, y cada vez que la ocasión lo ha requerido; y por su implicación en el objetivo del empleo; los ceutíes, mediante acuerdo de su Asamblea, han querido distinguir a la Unión General de Trabajadores con la medalla que en este acto ha recibido; un justo reconocimiento que, desde la posición institucional a la que sirvo, es, al mismo tiempo, propósito sincero de potenciar, entre nuestras dos entidades, cauces de colaboración y diálogo al servicio del interés general que compartimos.

La presencia en este acto, y en Ceuta, del secretario general, José María Álvarez, es un gesto que apreciamos y agradecemos, por lo que supone de apoyo a la federación ceutí y de compromiso constructivo con nuestra ciudad.

Tesón, audacia, imaginación, coraje y corazón son los atributos que avalan la dilatada trayectoria empresarial de don Cristóbal Chaves Muñoz, y su buen comportamiento con todos, y su celo profesional, su amor por el trabajo bien hecho. La medalla que le ha sido concedida lo es, sin duda, a título personal, pero también quiere ser reconocimiento y homenaje a los miles de pequeños empresarios y autónomos de nuestra ciudad que llevan a cabo la proeza diaria de mantener

Las medallas concedidas, a título póstumo, a Javier Prat Cobo, Gabriel Cruz Blasco y Antonio Manuel Millán González no van a reparar, en sus familiares y amigos, el dolor de su ausencia, pero reconforta comprobar que esta ciudad, que la institución que representa a todos los ceutíes, sabe y quiere reconocer el ejemplo de tres de sus hijos que hicieron de su profesión, vocación; que dedicaron mucho esfuerzo y mucho tiempo a cuidar la salud de los demás. mTres excelentes médicos, tres magníficas personas a las que Ceuta no quiere olvidar.

.Su intervención ha concluido con el compromiso de defender los tres pilares en los que se sustenta nuestro modo de vida y de convivencia: los valores constitucionales, el Estatuto de Autonomía y el acervo europeo. Y con el deseo, recogido de nuestro himno, “que el grito de viva Ceuta siga sonando en el alma de nuestra tierra cual eco fuerte de un viva España”.

Comentarios