La Ciudad

Se han repartido más de 4.000 kilos de caramelos.

Las Murallas Reales se abren a la ilusión y colorido que acompañan a los Reyes Magos

La pandemia ha sido la que ha puesto las condiciones de la Cabalgata estática este año. Los niños han saludado en grupos a Sus Majestades. 

Este año ha vuelto la Cabalgata de Reyes aunque ha sido estática. Una "experiencia distinta" por las circunstancias, según el consejero responsable de Fiestas, Carlos Rontomé. 

Lo que ha pretendido la Ciudad es mantener viva la ilusión de los niños este 2022 aunque la de este cinco de enero no haya sido la Gran Cabalgata deseada. 

Los niños y niñas han llegado con sus padres y han pasado en grupos para ver a los Reyes Magos. Esta tarde se han repartido 4.500 kilos de caramelos. Ahora toca dormir y a soñar en uno de las noches más esperadas del año. 

Comentarios