Laboral

EL SOCIALISTA ASEGURA QUE NO CONFíA EN LOS SINDICATOS

Carracao desvela que tiene una prueba para demostrar que su traslado es una represalia

photo_camera Carracao, junto a otro funcionario también trasladado a Estadística, durante su comparecencia ante los medios / C.A.

El que fuera secretario general de los socialistas de Ceuta, José Antonio Carracao, está a la espera de mantener una conversación con el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, al que va a mostrar una conversación de whatsapp mantenida con un miembro de su gobierno con la que va intentar demostrar que su cambio de destino de la consejería de Juventud al servicio de Estadística puede que se trate de un castigo o represalia.

Es la respuesta que ha dado al envite lanzado el lunes por el mandatario relativo a que si Carracao le presentaba una sola prueba de la existencia de presiones para su traslado, Vivas dimitiría de inmediato

El socialista considera totalmente injusto su traslado, ya que está haciendo el trabajo que otros funcionarios se han negado a hacer y que deja su departamento, el de Juventud, con una carencia importante de personal para sacar adelante el trabajo diario. “Estas batallas no las busco yo, me buscan a mí, y como veo que son cosas injustas, me tengo que revelar”, ha dicho.

Carracao piensa que “o les miro de frente en estos momento o voy a tener que agachar la cabeza siempre”. Estas palabras dejan evidencian que el socialista tiene claro que va a aceptar todas las consecuencias que le puedan deparar este enfrentamiento, y matiza que se defiende a título personal y como funcionario, “ya que no tengo fe en los sindicatos”

En una comparecencia a la entrada del Palacio de la Asamblea, en la que estuvo acompañado por otro de los funcionarios que también ha sido trasladado, ha dicho la decisión adoptada es totalmente injusta “porque nos han sacado de nuestros puestos de trabajo… y porque están despreciando la labor que veníamos realizando hasta ahora”.

 

Apertura de expediente

La apertura de un expediente, que está dispuesto a asumir, es calificada por Carracao como “un daño colateral al ejercicio de mi libertad de expresión”. El socialista reconoce que se pronunció a través de los medios de comunicación y, por lo tanto, invita a Recursos Humanos a la instrucción de un expediente. “A ver si encuentran la forma legal para sustentarlo”.

Las palabras del presidente sobre que dimitiría de inmediato si Carracao tenía alguna prueba de que el traslado obedece a una represalia responden a “una actitud de soberbia”, reiterando que su traslado obedece a “una actuación arbitraria e injusta”.

El socialista explica que está pendiente de mantener una reunión con Vivas para mostrarle una “conversación con un miembro de su Ejecutivo”. Es a raíz de la misma, mantenida a través de whatssap, “es cuando reacciono”, ya que le dicen “que se me ha elegido a mí porque sí”.

Los problemas para el traslado arrancan a raíz de que los funcionarios de Estadística se niegan a realizar el trabajo de atención al público en el mostrador y, curiosamente, “estoy en la misma situación”. Precisa que “no me he negado a atender en el mostrador, estoy trabajando desde ayer, por el lunes, atendiendo a los ciudadanos…”.

El área de Juventud es un servicio que cuenta con un administrativo, “que gestiona todas la políticas de juventud de Ceuta””. “Nos han sacado en tres horas con un decreto de una forma injusta y estamos haciendo funciones que no nos corresponden, a pesar de que no nos hemos negado cuando podíamos seguir el mismo camino que los funcionarios que ya estaban en ese servicio”, argumenta.

A la interrogante de los motivos por los que no ha denunciado la situación a los sindicatos, el socialista deja claro que “no tengo fe en los sindicatos y no creo en la forma en la que están actuando”. Detalla que este problema, el de personal, “es generado en origen desde las decisiones apresuradas que se toman por todas la partes”.

Ha señalado a los sindicatos, “que son los que de forma apresurada y sin saber si hay una solución, hacen y presionan al Gobierno para que retiren a los trabajadores de colaboración social, y son los que tienen que tomar la decisión política los que no prevén un concurso con incentivos para las personas que quieran venirse”, manifiesta

 

De la Policía Local a Estadística

Javier, otro funcionario que también ha sido traslado, ha afirmado que después de llevar 16 años en la Policía Local, el lunes fue llamado por teléfono para que una cita con el director general de Recursos Humanos. “Mi sorpresa fue que me dicen que me cambian de sitio”, explica

El motivo que se le argumentó es que hacía falta personal en el servicio de Estadística y que tenía que aceptar el traslado “sí o sí”. El funcionario ha explicado que en su departamento eran cuatro más un jefe de negociado y un técnico. En la actualidad son dos y “ahora se ha quedado solo una compañera, que además está enferma”.

Mostrándose frustrado, este funcionario asegura que no “me niego a trabajar, aunque me tendrán que enseñar durante el tiempo que haga falta”.

 

Comentarios