Laboral

EMPRESA DE LIMPIEZA

CSIF acusa a Trace de "meterse el dinero en el bolsillo y mantener la precariedad laboral"

Conflictividad laboral en Trace y comienzo de movilizaciones/A.S.
photo_cameraConflictividad laboral en Trace y comienzo de movilizaciones/A.S.

Unos 80 trabajadores de Trace respondieron a la convocatoria de asamblea de CSIF en torno a incumplimientos de la empresa adjudicataria del servicio de limpieza. Las movilizaciones, que comienzan el lunes, se mantienen según lo previsto.

Ochenta de los trabajadores con contratos de fin de semana en la concesionaria de la limpieza Trace apoyaban ayer las movilizaciones organizadas por el comité de empresa para protestar por los incumplimientos que atribuyen a la dirección. Convocados a una asamblea por el sindicato CSIF, los reunidos expresaron su respaldo a las protestas que comenzarán el próximo lunes. La central sindical mantiene su vieja aspiración de que los trabajadores de fin de semana tengan la posibilidad de acceder a contratos de jornada completa.

CSIF, sindicato mayoritario en el comité, acusa a la empresa de no mejorar las condiciones de trabajo de los empleados con contrataciones más precarias a pesar de que el Gobierno de la Ciudad ha ampliado el precio del servicio en 1,4 millones de euros. “La  empresa ha preferido meterse el dienro en el bolsillo y mantener la precariedad laboral a costa de los trabajadores de Trece”, acusa el sindicato en un comunicado.

Los sindicalistas han anunciado su intención de solicitar una reunión con el presidente de la Ciudad, Juan Vivas, a fin de darle a conocer la situación por la que atraviesan los trabajadores de la empresa.

CSIF no descarta la adopción de otras medidas de presión si la empresa no cambia su actitud. El sindicato acusa a Trace de jugar con las aspiraciones de los trabajadores de fin de semana incumpliendo los compromisos asumidos. 

Comentarios