Laboral

ofrece el servicio de comidas en los cuarteles

CSIF denuncia que los 43 trabajadores de un catering cobran “tarde y mal”

cuartel del serrallo
photo_cameracuartel del serrallo

El sindicato ha denunciado una serie de irregularidades en el catering Perea Rojas encargado del servicio de comidas en los cuarteles. Sus 43 trabajadores cobran "tarde y mal" y no se cumple el pliego de condiciones. El CSIF anuncia movilizaciones.

El sindicato CSIF ha denunciado la situación que arrastran los 43 trabajadores del catering Pérez Rojas (afincado en Málaga) que cobran “tarde y mal. No hay un mes en que no haya un error en alguna nómina”, explica Juan María Lorenzo.

Esta empresa se encarga de hacer y servir las tres comidas en todos los cuarteles de la ciudad a través de una licitación pública del Ministerio de Defensa. Según Lorenzo, el convenio colectivo refleja que los trabajadores deben cobrar el día 3 y “nunca lo hacen en fecha”.

Las denuncias del sindicato van más allá. Al parecer esta empresa tampoco cumple el pliego de condiciones donde se estipula que deben hacer y servir la comida en las cocinas de los cuarteles pero por falta de personal no lo hacen. Según ha explicado Lorenzo, la empresa despidió en el mes de febrero a nueve trabajadores para un mes después hacer un expediente de regulación temporal de empleo que redujo la jornada de 10 empleados de 8 a 6 horas. Ante esta situación, no cuenta con suficiente plantilla, lo que les ha obligado a hacer la comida en dos puntos y de ahí distribuirla a los cuarteles. La furgoneta en la que se transporta la comida tampoco reúne unas condiciones higiénico-sanitarias mínimas. “Esta furgoneta no cuenta con algo tan básico como es una nevera”, denuncia Lorenzo.  

Por otro lado, desde CSIF denuncian que la empresa obliga a realizar horas extras a los trabajadores, algo que está prohibido si los trabajadores son objeto de un expediente temporal de regulación de empleo.

Ante esta situación, CSIF pide a la empresa que cumpla con sus obligaciones. En caso de persistir y no hacer frente puntualmente a la paga extraordinaria del 15 de julio así como la correspondiente bolsa de vacaciones, el sindicato no descarta realizar paros parciales que podrían llegar incluso a la huelga. Desde el sindicato aclaran que no se trata de una amenaza sino de una necesidad porque los trabajadores tienen grandes problemas para hacer frente a sus pagos mensuales, y a los intereses de demora que les cobran los bancos por el retraso en el ingreso de sus nóminas.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad