Laboral

DENUNCIA DE UGT

Una deuda de medio millón de euros deja a los 50 trabajadores de Limpiasol sin cobrar

La empresa presta servicios de limpieza en edificios municipales / C.A.
photo_cameraLa empresa presta servicios de limpieza en edificios municipales / C.A.

UGT denuncia que el Ayuntamiento ha dejado de abonar las cantidades acordadas por el servicio de limpieza en diferentes edificios municipales.

La Federación de Servicios para la Movilidad y el Consumo de UGT Ceuta denuncia que medio centenar de trabajadores de la empresa Limpiasol que prestan servicios de limpieza en las instalaciones de la Ciudad Autónoma han dejado de percibir los salarios a consecuencia de la deuda que mantiene la Administración con la empresa, y que podría rondar, según ha podido conocer la federación, el medio millón de euros. Según informa el sindicato, la empresa “no puede hacer frente a la nómina de abril, ya que ha estado adelantando por su cuenta el pago a sus trabajadores sin recibir las cantidades del contrato con la Ciudad”. Una situación que desde UGT califican como “intolerable” en tanto en cuanto perjudica y castiga a los trabajadores, “colectivo que está pagando esta falta de compromiso o previsión”. Por estos motivos, el sindicato ha planteado una demanda ante la Inspección de Trabajo para que se proceda a levantar Acta de Sanción e Infracción de los hechos.

Según la federación ugetista, la empresa ha cumplido con sus obligaciones pagando las nóminas de sus empleados desde agosto, fecha en que la Ciudad dejó de abonar las cantidades acordadas por la prestación del servicio. La situación se ha mantenido hasta que Limpiasol no podido satisfacer la nómina de abril. “Desde este momento los trabajadores han comenzado pagar los platos rotos y a sufrir las consecuencias que todos conocemos: impago de recibos domésticos, cuotas de hipotecas, cobros por descubiertos bancarios… Una situación indeseable que acaba perjudicando a quienes no tienen ninguna responsabilidad y que se han limitado a cumplir con su obligación”, lamentan en nota de prensa.

A todo ello, “habría que sumar la débil situación laboral que ya posee el colectivo, que se vio sometido, en su día, a una reducción de horas y salarios aprovechando las circunstancias de la llamada crisis económica, situación que ahondó todavía más en su precariedad”, concluyen.

Comentarios