Laboral

Entiende que es contraria a derecho

FSP-UGT presenta alegaciones a la resolución que motiva los 23 puestos del personal eventual

Reunión del Consejo de Gobierno (C.A./ARCHIVO)
photo_camera Reunión del Consejo de Gobierno (C.A./ARCHIVO)

La Federación de Servicios Públicos de UGT (FSP-UGT)  va a presentar alegaciones contra el acuerdo del Consejo de Gobierno de la Ciudad de 13 de abril por el que se motivan, tal y como se solicitaba en una sentencia por parte del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Ceuta, los puestos de personal eventual de apoyo a los grupos políticos resultantes de la celebración de las elecciones y de confianza o asesoramiento especial.
 

El Boletín Oficial de la Ciudad (BOCCE) publicó este viernes pasado el acuerdo del Consejo de Gobierno de la Ciudad de 13 de abril por el que se motivan los puestos de personal eventual de apoyo a los grupos políticos resultantes de la celebración de las elecciones y de confianza o asesoramiento especial.

Con ello, el Ejecutivo atiende, según precisa, lo ordenado en la sentencia dictada por el Juzgado de los Contencioso Administrativo número 1 de Ceuta que declaraba nulos los puestos por falta de motivación tras la demanda presentada por la FSP-UGT, sindicato que está en desacuerdo con el posicionamiento del Ejecutivo

Es por ello y tras conocer la publicación del BOCCE, que los servicios jurídicos de UGT se han puesto manos a la obra y han preparado ya las alegaciones contra el acuerdo del Consejo de Gobierno, al entender que el mismo es contrario a derecho. Ello no descarta, incluso, que el sindicato vuelve a recurrir de nuevo a la justicia para la resolución de este asunto.

La sentencia de dicha instancia judicial afectaba a un total de 23 puestos, 8 correspondientes al personal eventual para el apoyo y asesoramiento de los grupos políticos de la Asamblea y 15 de personal eventual de confianza o asesoramiento especial, sobre los que el juzgado no consideraba que estuviera suficientemente descritas la funciones que realizan.

En este sentido, el Juzgado de los Contencioso Administrativo número 1 de Ceuta comunicó a la Ciudad una resolución en la que establecía un plazo de dos meses para hacer efectiva la nulidad de 23 cargos de confianza, ocho puestos de personal eventual para el apoyo y asesoramiento de los grupos políticos resultantes de la celebración de las elecciones y los 15 puestos de personal eventual de confianza y asesoramiento especial, nombrados después de la elecciones.

El Gobierno, a través de una nota, explicó que en cuanto al personal de apoyo a los grupos, éstos cumplen cometidos específicos. Las funciones del asesor o asesores de la portavocía y grupos políticos pasan por el asesoramiento, la elaboración de informes, realización de gestiones encomendadas por el portavoz, apoyo político en el cumplimiento de tareas y cualquier otra que implique relación de confianza política (están vetadas las técnicas); la de los secretarios de grupo por el control de la agenda, la atención de la documentación de contenido político y protocolario, la tramitación de la correspondencia o la atención a los ciudadanos, e igual cometido la de los secretarios de las Vicepresidencias.

En lo que respecta al personal de confianza, la creación de estos puestos obedece a la necesidad de impulsar y coordinar los proyectos, tareas, actividades y servicios en las respectivas consejerías (gestores de servicios); el asesoramiento especial en determinadas áreas/ servicios (asesores) y velar por el buen estado de las barriadas con una presencia diaria, informando de las necesidades y comprobar sobre el terreno el resultado de sus actuaciones en cuestiones relacionadas con servicios urbanos como con el alumbrado, la limpieza o el alcantarillado (controladores de servicios en barriadas).

 

"Se da respuesta a la sentencia"

"Esperemos no encontrar más problemas". La consejera de Economía y Hacienda, Kissy Chandiramani, ha avalado el trabajo de los técnicos en la redacción del decreto que precisa las funciones de los 23 puestos eventuales. Chandiramani ha subrayado que, tras la modificación del decreto original que los creaba, se ha precisado que las funciones de estos cargos no invaden las competencias propias de los funcionarios.
 

Cuando se conoció la sentencia, la consejera de Empleo ya anunció que la Ciudad no la recurría, sino que dejaría pasar el plazo para hacerlo y que, posteriormente, motivarían cada uno de los puestos de trabajo, tal y como se ha hecho ahora a través de un acuerdo del Consejo de Gobierno.

Comentarios