Laboral

la movilización comenzará el próximo día 30

El Gobierno no media para evitar la huelga de limpieza pero confía en que no se celebre

Un vehículo de la empresa de limpieza Trace bajo la estatua de Hércules (C.A.)
photo_camera Un vehículo de la empresa de limpieza Trace bajo la estatua de Hércules (C.A.)

El Gobierno local manifiesta su confianza en que las partes alcancen finalmente un acuerdo que evite la movilización.

El portavoz del Gobierno, Jacob Hachuel, ha descartado que la Ciudad vaya a establecer ningún tipo de mediación en las negociaciones del convenio colectivo del sector de la limpieza pública. La falta de entendimiento entre sindicatos y patronal ha llevado a CCOO y UGT a convocar una huelga indefinida que dará comienzo el próximo día 30.

Hachuel ha manifestado la confianza del Gobierno en que las partes alcancen finalmente un acuerdo que evite la movilización. “Apelamos al sentido común y a la capacidad de diálogo que ya anteriormente han demostrado sindicatos y empresarios”, ha asegurado el portavoz.

El convenio afecta a los trabajadores de Trace -concesionaria del servicio de limpieza viaria y recogida de basuras, Talen -la unión temporal de empresa que presta servicio en el puerto, ACC –limpieza de alcantarillado, y Urbaser –planta de transferencia. Trace es la que, con sus 370 trabajadores, aglutina al mayor número de empleados concernidos por el convenio.

Los sindicalistas reclaman a la patronal un convenio de cuatro años de duración con la introducción de algunas mejoras sociales que califican como “básicas” y subidas salariales por enciman del IPC.

Ya el año pasado los sindicatos amenazaron con la convocatoria de una huelga, en aquella ocasión coincidente con las celebraciones de Semana Santa. Finalmente, la huelga fue desconvocada.

Comentarios