Laboral

íNDICE DE INCIDENCIA

La patronal vincula el repunte de la siniestralidad laboral al incremento del número de personas empleadas

Alumnos de la Escuela de la Construcción de Ceuta en una práctica/ CEDIDA
photo_cameraAlumnos de la Escuela de la Construcción de Ceuta en una práctica/ CEDIDA

Los datos oficiales del Ministerio de Empleo sitúan el índice de incidencia de accidentes de trabajo con baja para 2015 en una magnitud superior a la de los años más duros de la crisis pero por debajo de la registrada en el periodo previo a aquélla. Los empresarios subrayan, además, que la mayor siniestralidad se produce en el sector público. 

El índice de incidencia de accidentes de trabajo en Ceuta ha comenzado a crecer desde que experimentara una notable contracción durante los años más duros de la crisis. Así lo constatan los datos del Ministerio de Empleo que cifran este índice para 2014 en 3.517,2, a la espera de conocer la magnitud correspondiente para 2015 que, con todo, no distará mucho de la registrada el año precedente.

La magnitud del índice de incidencia alude al número de accidentes con baja acaecidos durante la jornada de trabajo por cada cien mil trabajadores expuestos al riesgo.  Este índice se situaba en 2006 en 5.219,6. A partir de 2009, la tendencia a la baja se hizo manifiesta hasta situar el índice de incidencia en 2.935,9 a finales del año 2013.

La Confederación de Empresarios de Ceuta (CECE) vincula el repunte de la incidencia de los accidentes de trabajo con baja al aumento del número de personas con empleo. Los empresarios replican así a las críticas formuladas por las formaciones sindicales, que esta misma semana reprochaban a la patronal haber promovido una reducción de las inversiones en materia de prevención de riesgos laborales.

A la vista de las estadísticas oficiales del Ministerio, el secretario general de CECE, Alejandro Ramírez, argumenta que es el sector público el que registra mayores tasas de siniestralidad. “La prevención para el empresario privado es una obligación legal, y aquél que no cumpla con ella tendrá que responder ante la Inspección de Trabajo”, sostiene Ramírez.

El directivo asegura que los empresarios ceutíes no sólo cumplen con sus responsabilidades legales en lo que respecta a la seguridad de sus empleados sino que, además, adquieren cada vez más una conciencia precisa de cuáles son los riesgos específicos de su actividad. La Confederación mantiene activo un departamento de salud y seguridad en el trabajo cuyos técnicos han realizado más de un centenar de visitas a empresas de la localidad. “Según nuestros estudios, los empresarios ceutíes no se limitan a dejar la seguridad laboral en manos de firmas externas sino que conocen los riesgos de su empresa”, sostiene Ramírez.

Comentarios