Laboral

la patronal y la ciudad mantienen reuniones sin los sindicatos

La ausencia de diálogo dificulta hallar una salida que evite la huelga en el sector de la limpieza pública

Trabajadores de la empresa Trace (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraTrabajadores de la empresa Trace (C.A./ARCHIVO)

Los representantes de los trabajadores, que hoy han mantenido un encuentro para perfilar la estrategia de la movilización, creen que los mínimos fijados por la Ciudad “atentan” contra la labor sindical. La huelga comenzará la medianoche de este martes. 

Las partes en conflicto en el sector de la limpieza continúan sin abrir la vía a una solución. Representantes de Trace, la principal empresa del sector, y responsables del Gobierno local han mantenido a lo largo de la jornada encuentros con el propósito de desbloquear el conflicto. Sin embargo, la huelga se iniciará, si no media acuerdo en las próximas horas, la medianoche de mañana.

Los sindicatos continúan con su pretensión de no respetar los servicios mínimos decretados por la Ciudad, que juzgan abusivos. Los representantes de los trabajadores, que hoy han mantenido un encuentro para perfilar la estrategia de la movilización, creen que los mínimos fijados “atentan” contra la labor sindical.

Los mínimos establecen la obligación de cubrir el 100% de los servicios de recogida de residuos hospitalarios y colegios con comedor y recogida y limpieza de mercados. Además, fijan en el 50% el cumplimiento de los restantes servicios de recogida de residuos y el de la planta de tratamiento y transferencia.

El sector de la limpieza pública aglutina a Trace, concesionaria del servicio de limpieza municipal y recogida viaria, Urbaser, Taler y ACC. Los trabajadores acusan a la patronal de mantener paralizado el convenio colectivo suscrito el pasado julio. El documento no ha entrado en vigor por un defecto formal.

Detrás del contencioso se encuentran las tensiones paralelas que la dirección de Trace mantiene con la plantilla y la Ciudad. De hecho, los trabajadores han llegado a acusar a la empresa de forzar la huelga para ejercer presión sobre el Gobierno en sus negociaciones sobre el futuro de la concesión de la limpieza.

Concesionaria y Ciudad, con la presión añadida de la oposición en la Asamblea, evalúan el grado de cumplimiento del contrato de la limpieza. La posibilidad de que el Gobierno acabe retirando la concesión a Trace se maneja como una posibilidad.

 

Comentarios