Laboral

La movilización se ha programado con carácter indefinido desde el próximo día 22

Los representantes de la limpieza ven posible evitar la huelga si la patronal se sienta a negociar

Trabajadores de la concesionaria pública de limpieza, en el Paseo de La Marina (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraTrabajadores de la concesionaria pública de limpieza, en el Paseo de La Marina (C.A./ARCHIVO)

Los sindicalistas insisten en que el entendimiento es viable siempre y cuando los representantes de la patronal se avengan a la negociación. 

“Nosotros no queremos ir a la huelga si la patronal se sienta a negociar”. El presidente del comité de empresa de Trace, Francisco Mur, ha abierto la puerta al entendimiento con la patronal de la limpieza viaria para evitar la huelga indefinida convocada por los sindicatos a partir del próximo día 22.

La negociación para la firma del convenio continúa, sin embargo, paralizada. El abono íntegro de la subida del IPC y la regularización de un seguro médico siguen siendo los principales escollos de una negociación que, de no avanzar, llevaría a los aproximadamente 700 trabajadores del sector a paralizar toda actividad desde el lunes 22.

El convenio afecta a las empresas Trace, concesionaria del servicio público de limpieza y recogida de residuos, Talen, ACC y Urbaser.

La situación en Trace, mayoritaria en la limpieza viaria y cuyos propietarios lo son también de otras empresas del sector, determina la evolución de las conversaciones. Sumida en una dilatada controversia con el Gobierno de la Ciudad y después de que el pleno de la Asamblea aprobase el pasado septiembre instar a la recisión del contrato con la concesionaria del servicio de limpieza pública, el peso de la dirección de Trace en la negociación se antoja definitivo.

“Hay una negatividad muy grande por temas políticos y la empresa sostiene que, como el contrato se le ha reducido un montón, no está dispuesta a poner más dinero”, reconoce Francisco Mur.

Los representantes de los trabajadores intentan ahora cerrar un encuentro con el consejero de Medio Ambiente, Fernando Ramos, para abrir una vía que permita reanudar las conversaciones con la patronal.

Comentarios