Laboral

EL GOBIERNO REPLICA ASIGNANDO SUSTITUTOS POR COMISIóN DE SERVICIOS FORZOSA

La retirada del personal contratado a través de colaboración social provoca el cierre al público de la Oficina de Estadística del Ayuntamiento

La oficina de Estadística permanece cerrada al público / C.A.
photo_cameraLa oficina de Estadística permanece cerrada al público / C.A.

La oficina de Estadística ha permanecido este lunes cerrada al público después de que los trabajadores se hayan negado a realizar más labores de las que tienen encomendadas al sentirse “desbordados”. La actitud de los trabajadores es la respuesta a la decisión de la Ciudad de retirar del negociado a cinco empleados contratados a través del programa de colaboración social.

La Dirección General de Recursos Humanos ordenaba a primera mañana la retirada de los trabajadores de colaboración social adscritos al negociado de Estadística y aleccionaban al resto de los funcionarios para que asumieran la tarea de atender al público en los mostradores.

Ante el requerimiento, los trabajadores han exigido que la relación de nuevas labores les fuese entregada por escrito. El contencioso se ha saldado con el cierre del negociado.

“Es un servicio donde se precisan diez o doce personas, y ahora sólo hay cinco”, protestaba el representante de la FSP-UGT, José Miguel Antúnez.

La situación ha sido solventada por el Gobierno local mediante el expediente de asignar al negociado a tres administrativos y un auxiliar administrativo trasladados desde otros departamentos por una comisión de servicios de carácter forzoso. Los nuevos ocupantes de las vacantes comenzarán a trabajar en Estadística mañana mismo.  

Los sindicatos se han mostrado muy críticos con el Gobierno local. El ugetista Antúnez ha acusado al Gobierno de falta de previsión, “puesto que el viernes ya se avisó al jefe de negociado de que le retiraban el personal de colaboración social”. Según el sindicalista, “ésta es una prueba más de la chapuza administrativa que el Gobierno de la Ciudad está llevando a cabo con este tipo de situaciones”.

El sindicalista ha recordado que ya existieron problemas con el Registro General, ubicado en el Ceuta Center.

Por su parte, el presidente de CSIF, Ricardo Martínez, ha dejado claro que los sindicatos van a seguir adelante con la intención de poner en manos de la Fiscalía todo lo que está sucediendo con los trabajadores de colaboración social, “ya no sólo está sucediendo en Estadística esta irregularidad, sino que también se está produciendo en otros”.

Martínez ha recordado que las centrales sindicales vienen demandando desde hace años que las necesidades de personal se cubran mediante funcionarios de carrera. En su lugar, critica el sindicalista, el Gobierno ha recurrido a parados procedentes de los programas de colaboración social y de los planes de empleo. “Los trabajadores de colaboración social estaban trabajando codo con codo con los funcionarios y en igualdad de condiciones que los funcionarios, y al retirarlo, la mitad del personal se tiene que ocupar de lo que se hacía antes entre todos”, explica el presidente de CSIF. Los sindicalistas cifran en 600 el número de trabajadores de colaboración social que prestan servicio en la Ciudad.

 

Quejas del consejero

El consejero de Presidencia, Gobernación y Empleo, Jacob Hachuel, ha explicado que la decisión de retirar a los trabajadores de colaboración social obedece a la evidencia de que el negociado de Estadística maneja información sensible. Hachuel ha asegurado no entender la actitud de los sindicatos. “Los sindicatos saben que tienen la puerta de mi despacho abierta, pero han preferido hacer y decir cosas sin tan siquiera venir a verme”, se ha quejado el consejero.

 

Comentarios