Laboral

Una representación será recibida este martes por la delegada del Gobierno

La plantilla del catering del CETI pide que se “eche a la empresa” y amenaza con una huelga indefinida

El conflicto que mantienen los trabajadores de la empresa que presta los servicios de catering en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) con la mercantil ha sumado este lunes un nuevo episodio. Los empleados han realizado un paro de una hora a las puertas de la Delegación del Gobierno en la que han pedido que Dulcinea Nutrición “se vaya y venga otra más solvente”.

Gritos de “queremos que la echen” son los que se han oído esta mañana en la Plaza de los Reyes. Los trabajadores de Dulcinea Nutrición no están dispuestos a seguir aguantando que la empresa no les abone sus salarios y están dispuestos, si no llega una solución, a emprender una huelga indefinida, algo que ya anunciaron fechas atrás cuando se concentraron a las puertas del CETI para denunciar los retrasos en la percepción de sus nóminas.

Bibiana Navarro, trabajadora de la empresa y que se ha erigido en portavoz, ha explicado que la empresa no les ha pagado aún una parte de la nómina de julio y temen, ahora que se acerca el final de mes, que tampoco perciban el salario de agosto.

En sus declaraciones ha precisado que “aparte de que no nos pagan cuando tienen que hacerlo, no están cumpliendo con las comidas”. Para ilustrar sus afirmaciones, Navarro explicó que “ayer, por el domingo, no había agua para darle a los niños, y no podemos elaborar los menús” de los mismos “porque no hay comida”.

También ha relatado “los malabares que tiene que hacer el encargado de las compras” para adquirir alimentos con el poco dinero que la empresa envía para este menester, “1.000 o 2.000 euros”, por lo que los migrantes “no se alimentan en las condiciones que deberían hacerlo”.

La empleada se ha visto sorprendida con la actitud de la administración del CETI, “que tienen la desfachatez de decir que la empresa está cumpliendo”. Navarro se ha preguntado que le gustaría saber en “qué está cumpliendo”.

Bibiana Navarro ha asegurado que la empresa, además, “no está amenazando y nos dice que estamos jugando con los puestos de trabajado de 200 personas”. La trabajadora ha agregado que en Jaén están en huelga hoy porque tampoco cobran”.

Navarro lo ha dejado claro, los trabajadores lo que “queremos es que echen a esta empresa y metan a una solvente”, agregando que lo que se plantean ya es “convocar una huelga indefinida y no dar el servicio, ya que no estamos cobrando ni los residentes están comiendo en condiciones”.

Por otro lado, la delegada del Gobierno, Salvadora Mateos, recibirá mañana a un representación de los trabajadores de esta empresa, según han precisado desde la institución. En este sentido, los trabajadores han recordado que tanto la delegado del Gobierno como la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, en su visita a Ceuta, aseguraron que los problemas de retrasos en los cobros no se volvería a producir y que, además, si se registraba alguno se cambiaría a la empresa.

Comentarios