Laboral

la PROTESTA TENDRÁ CARÁCTER INDEFINIDO Y se plantea para PEDIR una subida salarial

Los trabajadores de la empresa de autobuses convocan paros parciales diarios desde el 10 de diciembre

Autobuses junto al Mercado Central (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraAutobuses junto al Mercado Central (C.A./ARCHIVO)

Los paros se mantendrán en los horarios de 8.00 a 11.00 y 14.00 a 18.00 horas.  La plantilla reclama que se aplique la subida salarial del 3,32% pactada con la empresa en junio. 

Los trabajadores de la empresa de autobuses Hadú Almadraba han acordado ir a la huelga a partir del próximo 10 de diciembre. La movilización prevé paros parciales que se mantendrán de manera indefinida hasta que la empresa acceda a aplicar la subida salarial acordada con los representantes de la plantilla el pasado junio.

Los paros se mantendrán en los horarios de 8.00 a 11.00 y 14.00 a 18.00 horas de lunes a viernes. El propósito de la plantilla es que los paros coincidan con los horarios de las entradas y salidas de los centros escolares y del paso desde y hacia Marruecos de los trabajadores transfronterizos.

El presidente del comité de empresa, José Antonio Blanco, ha explicado que hasta el momento las reivindicaciones de la plantilla siguen sin ser atendidas ni por la dirección ni por el Gobierno municipal.

El conflicto laboral pareció entrar en una vía de negociación cuando el pasado verano el comité desconvocó la huelga del servicio extraordinario programado para las noches de Feria. A cambio, y tras la mediación del Gobierno local, empresa y trabajadores alcanzaron un acuerdo que estipulaba una subida salarial del 3,32%.  El cumplimiento de este pacto estaba condicionado a la subida del precio del billete de autobús, un incremento que el Gobierno se comprometió a llevar a pleno antes de final de año, una promesa que está pendiente de cumplirse.

La empresa, que ofrece un incremento de las retribuciones del 1,5%, mantiene que sólo un aumento del precio del billete le permitirá llevar a la práctica la subida salarial acordada. La dirección sostiene que, aunque se acabara aprobando la subida de la tarifa en noviembre, no dispondría de margen suficiente para compensar el aumento de las retribuciones.

Comentarios