Laboral

interpondrá un recurso contencioso y comunicará los hechos a la fiscalía

UGT se retira de un tribunal en una oposición del OAST por el uso de "métodos de dudosa legalidad"

El secretario genral de FeSP-UGT, Francisco Lobato (C.A./ARCHIVO)
photo_cameraEl secretario genral de FeSP-UGT, Francisco Lobato (C.A./ARCHIVO)

La queja del sindicato se fundamenta en el uso del examen tipo test en el proceso abierto para la asignación de una plaza de administrativo en el organismo autónomo de servicios tributarios (OAST).

La Federación de Empleados de los Servicios Públicos del sindicato UGT (FeSP-UGT) ha decidido abandonar el tribunal que debía resolver la adjudicación de una plaza por promoción interna en el organismo autónomo de servicios tributarios (OAST) debido a la utilización de “métodos de dudosa legalidad y fácil manipulación”. En un comunicado, el sindicato ha anunciado su intención de plantear un recurso contencioso-administrativo contra el procedimiento y de poner los hechos en conocimiento de la Fiscalía.

La queja se fundamenta en el uso del examen tipo test en el proceso abierto para la asignación de una plaza de administrativo en el OAST. FeSP-UGT considera que esta modalidad de examen se presta al fraude y favorece que se puedan llegar a filtrar las respuestas. “El test con respuestas alternativas ya fue utilizado por el GIL para que accedieran a puestos de la Ciudad personas que no eran las más preparadas sino las más próximas a sus intereses”, denuncia la formación sindical en su nota.

El sindicato sostiene que con la utilización del examen tipo test se incumplen las bases de la convocatoria y cuestiona que los miembros del tribunal tengan capacidad suficiente para para confeccionar una prueba bajo esta modalidad.

Aunque subraya que su denuncia no supone afirmar que el proceso vaya a ser objeto de manipulación, FeSP-UGT insiste en que las bases contemplaban que se plantearía a los candidatos un supuesto teórico práctico que, finalmente, ha sido sustituido por un test.

El sindicato dedica un reproche explícito al gerente del OAST, Enrique Reyes, a quien acusa de “no haber cambiado el chipo de la empresa privada. “Son varios los encontronazos que la UGT ha tenido con el gerente del OAST, precisamente por determinadas actuaciones que se salen de la ‘normalidad’ y que en breve empezaremos a trabajar en ellos con la mayor dureza posible”, advierte la formación sindical.

La prueba cuestionada por el sindicato se celebra en segunda convocatoria después de que ningún aspirante lograra superar el examen el pasado año.

Comentarios