Medio Ambiente

INCENDIO EN GARCÍA ALDAVE

Las autoridades rebajan de nivel 2 a 1 la alerta por el fuego del Monte de la Tortuga, para cuya extinción se han utilizado 750.000 litros de agua

Los responsables del operativo contraincendios han acordado a las dos y media de esta tarde reducir el nivel de alerta, lo que implica el repliegue escalonado de la Unidad Militar de Emergencia (UME) destacada en la zona del siniestro. Esta noche se evaluará la posibilidad de decretar el nivel 0 de alerta toda vez que se confía en que el incendio quede extinguido en las próximas horas. La operación ha exigido el uso de 750.000 litros de agua para combatir las llamas. 

El fuego está bajo control. Las autoridades han confirmado esta mañana que el incendio declarado ayer en el Monte de la Tortuga, enclavado en García Aldave, ha sido domeñado. Los avances en las tareas de extinción han permitido en torno a las dos y media de esta tarde rebajar el estado de alerta del nivel 2, que se mantuvo durante toda la jornada de ayer, al nivel 1. Ello supondrá la retirada de los efectivos que la Unidad Militar de Emergencias (UME) mantiene sobre el terreno. De hecho, la UME comenzará esta misma noche su repliegue escalonado, si bien parte de sus equipos y soldados permanecerán en la ciudad hasta mañana.

Al mismo tiempo, los medios aéreos destacados en la zona del incendio se han retirado de la zona una vez agotado el tiempo operativo inicial. Las últimas estimaciones elevan ya a 35 las hectáreas calcinadas por las llamas. Los servicios contraincendios han empleado en las tareas de extinción 750.000 litros de agua.

El alivio que se respiraba entre los responsables del operativo a primeras horas de esta tarde contrastaba con el enormes sobresalto que de madrugada vivieron los soldados de la Unidad Militar de Emergencia (UME) que, llegados desde Morón (Sevilla), reemplazaban a las unidades contraincendios locales en las tareas de refresco del terreno. En torno a las cuatro y media de la madrugada, se declaraba un nuevo foco que sorprendía a tres de los soldados de la UME en una situación complicada y les obligaba a retirarse. Finalmente, lograron abrir una vía de escape y abandonar la zona.

Los militares lograron perimetrar la zona del nuevo foco en cuyas tareas de extinción trabajaron durante más de dos horas hasta someterlo.

Un nuevo contingente de la UME llegaba esta mañana a puerto para dar relevo a sus compañeros. En torno a las dos de la tarde se incorporaba al operativo un avión anfibio de extinción FOCA 30.

Durante toda la jornada de ayer, trabajaron en el incendio 65 soldados de la UME, a los que se sumaba hoy otra unidad de relevo integrada por 52 personas. 

Tras la intensa jornada vivida ayer, que obligó al desalojo de varias viviendas en la barriada Postigo, del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), de la Protectora de Animales y de la Hípica, la situación parece ya orientada a concluir con la extinción del fuego.

El dispositivo que ha trabajado desde ayer en la extinción del fuego ha estado integrado por Bomberos, Guardia Civil, Policía Nacional, Comandancia General, Policía Local, Arce-Protección Civil, Cruz Roja, parque móvil municipal, la sociedad pública Obimasa, brigadas forestales y la empresa de limpieza Trace. 

Comentarios