Medio Ambiente

30 años de vigilancia

El BOCCE da por clausurado el vertedero de Santa Catalina

El vertedero es hoy un parque periurbano / C.A.
photo_cameraEl vertedero es hoy un parque periurbano / C.A.

Fue una gran obra. Acabar con una gran montaña de basura para convertirla en un parque periurbano con vistas al Estrecho. Un proyecto que hoy cierra una fase más.

El Boletín Oficial de la Ciudad publica en su edición de hoy la clausura definitiva del antiguo vertedero de Santa Catalina y del vertedero sellado ubicado en el Barranco de las Cuevas. Los técnicos de Medio Ambiente en febrero ya emitieron el correspondiente informe concerniente a este cierre. Tras el periodo de información pública y no habiendo registrado ninguna alegación, el BOCCE hace lo propio, especificando que “la entidad explotadora será responsable de su mantenimiento, de la vigilancia, análisis y control de los lixiviados del vertedero, y, en su caso, de los gases generados, así como del régimen de aguas subterráneas en las inmediaciones del mismo” durante un plazo no inferior a 30 años. Asimismo, se devolverá a Dragados la fianza de 70.000 euros depositada, que será devuelta a partir del sexto mes siguiente al de la comunicación de la aprobación de la clausura a la misma.

El vertedero de Santa Catalina empezó en la década de los 30 del siglo pasado y alcanzó su punto culminante de degradación ambiental en el 75. "Era", recordaba el presidente de la Ciudad, "una asignatura pendiente y problema crónico que por fin queda solucionado". Para ello ha sido necesaria una inversión "importante", ha subrayado Vivas en alusión a los 10 millones de euros que en total ha requerido el proyecto. "El trabajo era complejo", ha explicado, "ya que había que trasladar la basura no inerte a un lugar acondicionado  y preparado para, desde el punto de vista medioambiental, recibirlo con garantías". Ese lugar es el Barranco de las Cuevas, que fue acondicionado como un recipiente hermético para acoger esos residuos.

"Socialmente es muy rentable. A la vista está. Donde había una montaña de basura y un vertedero contaminante hoy tenemos una plataforma de 80.000 metros cuadrados que ofrece unas expectativas inmejorables, un activo muy significativo desde el punto de vista del patrimonio natural", resaltaba el presidente durante una visita al nuevo parque.

Comentarios