Medio Ambiente

El sistema SIGAUS evitó la emisión de 246 toneladas de CO2 en Ceuta

La colaboración de 68 establecimientos permitió reciclar 100.000 litros de aceites industriales en 2018

En 2018 en Ceuta se recogieron 72 toneladas brutas (incluyendo el agua y sedimentos con los que el aceite usado suele presentarse) (CEDIDA)
photo_cameraEn 2018 en Ceuta se recogieron 72 toneladas brutas (incluyendo el agua y sedimentos con los que el aceite usado suele presentarse) (CEDIDA)

La cantidad de aceite usado neto finalmente gestionado y valorizado por parte de SIGAUS en Ceuta fue de 100.000 litros. El 100% del mismo se destinó a regeneración.

En 2018, el sistema encargado en España de la gestión del aceite industrial usado, SIGAUS, logró recuperar 100.000 litros en Ceuta, recogidos en 68 puntos distintos. El resultado: 100.000 litros de nuevos lubricantes retornados al mercado y 246 toneladas de CO2 ahorradas.

El residuo que generan los lubricantes utilizados en los motores de los vehículos y en la industria contiene sustancias tóxicas y metales pesados y ejerce un impacto deletéreo sobre el medio ambiente.

En 2018 en Ceuta se recogieron 72 toneladas brutas (incluyendo el agua y sedimentos con los que el aceite usado suele presentarse). En Ceuta, 68 establecimientos generaron aceites usados el año pasado. El 85% de ellos fueron locales que generaron pequeñas cantidades de aceite usado (un máximo de 2.000 kilos al año). Por tipologías, el 54% de puntos generadores fueron talleres de reparación de vehículos. Junto a ellos, se recogió residuo en una industria y más de una veintena de instalaciones de diverso tipo, desde construcción a agricultura, hostelería, comercio u otros servicios. En total, se realizaron 230 recogidas (una recogida cada día laborable del año), siendo la más frecuente de apenas 150 kg (no llega a un bidón de aceite usado).

 

Tratamiento

Una vez recogido, mediante una flota de camiones cisterna de diverso tamaño, el aceite usado se traslada a instalaciones especializadas para su análisis y tratamiento. En concreto, existe una instalación de recogida, almacenamiento y tratamiento ubicada en Ceuta que participa contractualmente con SIGAUS. En primer lugar, ha de separarse el aceite neto de agua y sedimentos. Posteriormente, dos tipos de tratamiento diferentes otorgan al residuo una nueva vida, ya sea como base lubricante, o como combustible industrial. En ambos casos, un correcto almacenamiento y entrega por parte de los establecimientos que generan aceites usados hace posible que el residuo sea 100% aprovechado.

La cantidad de aceite usado neto finalmente gestionado y valorizado por parte de SIGAUS en Ceuta fue de 100.000 litros. El 100% del mismo se destinó a regeneración, el tratamiento prioritario que permite extraer aceites base, que son el componente fundamental en la fabricación de nuevos lubricantes, que pueden llegar a tener características similares a los de primer refino.

 

Valoración SIGAUS

 “La gestión de los aceites industriales usados en Ceuta es un buen ejemplo de proyectos de Economía Circular que están funcionando ya de forma eficaz y sostenible”, explica el director general de SIGAUS, Eduardo de Lecea.

Comentarios