Medio Ambiente

El texto se publica hoy en el BOCCE

Entra en vigor la nueva Ordenanza de Limpieza y Gestión de Residuos de la Ciudad

Un trabajador de Trace en plena faena (C.A.)
photo_camera No depositar los residuos a las horas previstas será falta grave (C.A./ARCHIVO)
Aunque la Ciudad fija la prevención como prioridad hay que estar muy atentos a la norma porque las sanciones se han endurecido considerablemente 

El BOCCE publica hoy lunes el texto íntegro de la Ordenanza de Limpieza Pública y Gestión de Residuos de la Ciudad que fue aprobado por el Pleno de la Asamblea el pasado 15 de enero y que consta de 121 artículos. 

Entre las infracciones leves se encuentran ensuciar la vía pública como consecuencia del consumo de bebidas alcohólicas o refrescantes, no depositar en las papeleras previstas al respecto los residuos sólidos de tamaño pequeño como papel o envoltorios, escupir o satisfacer las necesidades fisiológicas en la vía pública, sacudir ropas y alfombras desde balcones, vaciar agua sucia sobre la vía pública o zonas ajardinadas, depositar cigarros o colillas sin apagar en papeleras y contenedores, desgarrar anuncios y pancartas o las pintadas en la calle.  

Las sanciones leves oscilan entre los 100 euros y 750 euros. 

Entre las infracciones graves están depositar los residuos fuera del horario establecido, abandonar muebles y enseres domésticos procedentes de reparaciones en los domicilios, el abandono de vehículos en la vía pública, lavar y reparar vehículos en la calle, manipulación y rebusca de residuos, la no recogida de los excrementos sólidos de los animales por sus propietarios o acompañantes, la no limpieza de la vía afectada por el excremento líquido del animal, dar de comer a animales en la calle y no depositar en los contenedores residuos municipales en la forma establecida para su recogida selectiva.  

Las sanciones graves oscilan entre los 750 euros y 1.500 euros. 

Entre las infracciones muy graves se encuentran ensuciar la vía pública con motivo de materiales de obras, tierras, escombros o residuos industriales, efectuar vertidos de tierras y escombros en lugar no autorizado, depositar en la vía pública animales muertos, el abandono, vertido o eliminación incontrolada de cualquier tipo de residuo municipal siempre que se haya puesto en peligro grave la salud de las personas o se haya producido un daño o deterioro grave del medio ambiente, así como ser reincidente en infracciones graves. 

Las sanciones muy graves van desde 1.500 euros a 3.000 euros. La ordenanza ha entrada hoy en vigor. 

Comentarios