Medio Ambiente

asegura que las actuaciones en las instalaciones "no han acabado ni acabarán"

El Gobierno no cree que deba pedir responsabilidades por el fiasco del parque de Santa Catalina

parque Santa catalina
photo_cameraparque Santa catalina

Los socialistas denuncian durante la sesión de control al Gobierno el estado del parque. Las deficiencias del proyecto han impedido que arraigue la vegetación plantada en esta vasta área de terreno.

El Gobierno local reconoce que las intervenciones en el parque de Santa Catalina “no han acabado ni acabarán”. Ésta es la respuesta que el consejero de Medio Ambiente, Fernando Ramos, ha ofrecido a la interpelación planteada por el PSOE sobre el estado de las instalaciones durante la sesión de control al Gobierno celebrada esta mañana.

Los socialistas han denunciado en su pregunta la situación a la que se ve abocada la que debería ser una de las principales zonas verdes del municipio. Las deficiencias del proyecto han impedido que arraigase la vegetación plantada en esta vasta área de terreno.

Ramos ha defendido la gestión de una intervención que costó a la Ciudad en torno a los 9 millones de euros. Según el consejero, el estado desértico que hoy presenta el parque se explica por una deficiente redacción del proyecto y por la dureza con la que combate el viento en la zona.

En su réplica, Hernández ha acusado al Gobierno de no hacer seguimiento de las obras y de haber dado lugar a lo que ha calificado como “una de las mentiras más grandes del señor Vivas”.

El socialista ha reclamado que el Gobierno exija responsabilidades a la empresa ejecutora del proyecto, una posibilidad que Ramos ha rechazado en su intervención ante el plenario de la Asamblea. Con todo, el consejero ha reconocido la deficiencia de la obra, pero ha valorado como un logro la erradicación del antiguo vertedero que se levantaba donde hoy se encuentra el parque. “Era un montón de mierda”, ha explicado gráficamente el responsable de Medio Ambiente.

Comentarios