Medio Ambiente

Las playas de La Ribera y El Chorillo son distinguidas con la bandera azul por noveno año consecutivo

ribera (4)
photo_camera Imagen de la playa de La Ribera/ ANTONIO SEMPERE

Este distintivo reconoce la calidad de los servicios, la preservación del entorno y los aspectos relacionados con la información y la educación. España ha recibido este año 678 banderas azules.

Las playas de La Ribera y El Chorrillo han renovado por noveno año consecutivo las banderas azules que acreditan la calidad de sus aguas y servicios. Estos distintivos fueron creados en 1987 por la iniciativa de la Fundación de Educación Ambiental como una forma de reconocer el esfuerzo por hacer compatible el desarrollo turístico con la conservación del entorno.

El jurado internacional que concede estos distintivos ha otorgado este año 4.159 banderas azules a 3.467 playas y 692 puertos. El jurado, presidido por un representante de la Fundación Educación Ambiental, está formado por las agencias de Naciones Unidas para el Medio Ambiente y el Turismo y entidades como la Asociación Internacional de Salvamento y Socorrismo, la Agencia Europea para el Medio Ambiente, la Unión Europea para la Conservación de las Costas, la Unión para la Conservación de la Naturaleza, un experto en Educación Ambiental y el Consejo Internacional de Asociaciones de la Industria Portuaria.

España se ha beneficiado este año de 678 banderas azules concedidas a 577 playas y 101 puertos deportivos. España es el país con más banderas azules desde 1987.

La bandera azul reconoce el cumplimiento de unos criterios de calidad referidos a aspectos ambientales (calidad sanitaria de las aguas y arenas, valores naturales del entorno, gestión ambiental), educativos (información a los usuarios, programas de educación ambiental) y de seguridad y servicios (vigilancia, medios de salvamento, accesos, atención a discapacitados, puntos de agua, aseos, gestión de usos).

Este distintivo se concede anualmente previa solicitud de participación y sólo si se superan con éxito las evaluaciones de control del cumplimiento de los criterios, que cada año se endurecen. Para esto, se realizan análisis oficiales de las aguas de baño por las autoridades sanitarias y ambientales competentes que corroboran en sus visitas de inspección los operadores nacionales y la coordinación internacional bandera azul.

Comentarios