Medio Ambiente

a los vecinos del polígono

El PSOE denuncia que la demora en cambiar una tubería está ocasionando gastos y molestias

miaja prueba agua (Custom)
photo_camera Nuria Miaja durante una rueda de prensa en la que denunció el mal estado del agua / ARCHIVO

Según los socialistas, cada vez que se corta el agua, las tuberías se llenan de aire y al volver el suministro, el aire pasa por el contador con una velocidad de paso hasta tres veces mayor que el agua, por lo que "los vecinos pagarán aire a precio de agua”.

El PSOE considera que “se está dilatando en el tiempo más de lo que debiera la sustitución de una tubería de agua potable, con el consiguiente perjuicio y desconcierto que los cortes de suministro ocasionan a los vecinos, a los que ni siquiera se les comunica con antelación”. La obra en cuestión se está realizando en el Polígono Virgen de África, concretamente en los bloques del número 20 al 26, y ha sido contratada por Fomento, bajo la dirección de ACEMSA y ejecutada por una adjudicataria. Al grupo socialista han llegado numerosas quejas de los residentes de la zona, asegurando que la demora en la finalización viene producida porque “la obra no se está desarrollando de manera continuada, sino que los trabajos se vienen realizando a trompicones, un día sí y cuatro no”.

La encargada del área, Nuria Miaja, asegura que, “en menos de dos meses se han producido hasta cuatro cortes de agua sin aviso previo ni horario fijo que, además de ocasionar un importante trastorno a los vecinos, provocan un incremento en la factura”, ya que “cada vez que se corta el agua, las tuberías se llenan de aire y cuando se repone el servicio, todo ese aire pasa por el contador con una velocidad de paso hasta tres veces mayor que el agua, por pesar menos“. Es decir, “gracias a la descoordinación de la gestión de la Ciudad, los vecinos pagarán aire a precio de agua”.

A juicio de la dirigente socialista, “el Gobierno del Partido Popular ha demostrado, de nuevo, su incapacidad, al carecer de coordinación y planificación en la realización de obras y su falta de atención y sensibilidad hacia los vecinos de la zona. Por ello, desde el Grupo Parlamentario Socialista instan al presidente de la Ciudad a que “solvente cuanto antes la situación y desista de castigar a sus propios vecinos con su ineficacia y nula gestión”.

Comentarios