Medio Ambiente

El Seprona investiga las causas del incendio que ha arrasado 60 hectáreas en Calamocarro

Una de las zonas afectadas por el incendio (C.A.)
photo_cameraUna de las zonas afectadas por el incendio (C.A.)

En la zona afectada predominaban los castaños centenarios. Habrá que esperar bastante tiempo para conocer los daños ecológicos reales. 

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) se está encargando de investigar las causas del incendio que el pasado lunes arrasó 60 hectáreas de la zona comprendida entre el Arroyo de Calamocarro y Anyera.

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas, ya adelantó que la superficie afectada era de gran valor desde el punto de vista ecológico. Y es que en esa zona predominaban los castaños centenarios, la mayoría se han visto afectados. Expertos aseguran que tardaremos mucho tiempo en determinar el daño real causado.

Además, esta zona ya había sufrido un incendio hace cuatro años y se encontraba en proceso de regeneración. 

Algunas fuentes consultadas consideran que todo apunta a que fue un incendio intencionado pero no se podrá saber con seguridad hasta que no finalicen los estudios y las investigaciones que se están realizando sobre el terreno. 

Antes de conocer estas causas, algunos partidos como Vox exigen a las autoridades que utilicen todos los medios para esclarecer los hechos. 

Vox va a exigir explicaciones al Ejecutivo local sobre la gestión que realiza de nuestro entorno natural la empresa Obimasa, con qué tipo de personal cuenta, cuál es su cualificación y cuál la categoría profesional que ocupan, así como un balance de las funciones encomendadas y de las tareas realizadas en los últimos cinco años.

Además va a solicitar información de cuáles son las labores y tareas que en este ámbito realizan las Brigadas Verdes pertenecientes a la Federación de Vecinos y perceptoras de la pertinente subvención pública local, así como el correspondiente informe sobre cuáles han sido las funciones de estas brigadas en relación con el acondicionamiento de nuestro entorno natural en estos últimos años.

Por otro lado, la Sociedad de Estudios Ornitológicos (SEO Ceuta) señala ya a sus culpables asegurando que ha fallado el Plan de Prevención contra incendios. "Las 60 hectáreas quemadas son fruto de no aplicar las necesarias medidas contundentes en un Espacio Protegido de alrededor de 600 hectáreas". 

SEO cree que es "incomprensible que una superficie tan reducida aún no tenga su Plan de Recursos Naturales aprobado, un plan que llevamos esperando desde 2011 sin que se nos explique claramente el porqué de esta tardanza. Por este motivo, la Ciudad tiene un expediente abierto en Europa por el que seguramente seremos sancionados y todos nosotros tendremos que pagar una multa como consecuencia de la falta de responsabilidad de nuestros gobernantes. Es incomprensible que nadie asuma responsabilidades políticas tras este trágico incendio". 

Comentarios