Municipales 2019

Los candidatos se lanzan a la calle para cumplir con el trasnochado ceremonial de la pegada de carteles

Arranca la campaña electoral más agria e incierta

Pancartas electorales junto al puerto deportivo (C.A.)
photo_camera Pancartas electorales junto al puerto deportivo (C.A.)

PP, PSOE, Caballas, MDyC, Ciudadanos, Podemos, Vox, CPC-PDSC y M+J han abierto esta medianoche una de las carreras electorales más disputadas y, por lo visto hasta la fecha, más agrias de cuantas se han celebrado en los últimos tiempos.

Los candidatos de las fuerzas políticas que concurren a las municipales se han lanzado esta noche a las calles para cumplir con el vetusto ritual de la pegada de carteles, ceremonia que inaugura la campaña.

PP, PSOE, Caballas, MDyC, Ciudadanos, Podemos, Vox, CPC-PDSC y M+J han abierto esta medianoche una de las carreras electorales más disputadas y, por lo visto hasta la fecha, más agrias de cuantas se han celebrado en los últimos tiempos.

Como ya ocurriera durante la campaña de las generales, los candidatos se enfrentan a un proceso cuyos resultados continúan siendo una incógnita. La imperfecta fórmula que traslada los votos obtenidos en las generales a la liza municipal no garantiza un pronóstico seguro. Los más de 13.700 sufragios recogidos por el PSOE el pasado 28 de abril son un botín que, de seguro, se verá obligado a repartir con fuerzas localistas como Caballas y MDyC, que no concurrieron a las pasadas generales.

Vox, segunda fuerza más votada el 28-A, aspira a mantener la posición y a preservar sus 9.000 votos. El PP sigue confiando en el efecto Vivas para atraer parte del apoyo que el partido de extrema derecha le birló en los últimos comicios. También en la derecha, Ciudadanos confía en mejorar sus resultados de 2015, que le proporcionaron un escaño en la Asamblea de la Ciudad.

 

Fragmentación

Una aproximación al panorama político local que se dibuja apunta a la fragmentación del próximo pleno de la Asamblea, lo que empujará inevitablemente a forjar acuerdos que garanticen un gobierno municipal estable. Antes incluso de iniciada la campaña, los partidos políticos ya se han apresurado a adelantar con qué organizaciones no están dispuestos a pactar. El PP ha cerrado la puerta a Caballas y a Vox. El rechazo a alcanzar entendimiento alguno con la extrema derecha es compartido por todas las formaciones que concurren a las elecciones. El candidato por el PSOE, Manuel Hernández, sorprendía esta misma semana con el anuncio de que no cerraba la puerta a un acuerdo poselectoral con el PP, afirmación de la que se desdecía apenas tres horas más tarde.

Comentarios