Otras noticias

En coma tras cinco horas de espera en el hospital con un ictus

hospital
photo_camerahospital

El Defensor del Paciente pide que se investigue el caso de un malagueño de 44 años del que «se olvidaron» en el centro sanitario. Ángel se encuentra ingresado en el Hospital Carlos Haya de Málaga en coma inducido tras estar cinco horas con un ictus esperando a ser atendido en una sala espera.

Este vecino de Antequera tuvo un dolor de cabeza el pasado 11 de enero a las 10.30 horas de la mañana.Se le hizo un registro de entrada y se le atendió en la consulta de triage, donde se le solicitaron varias pruebas y analíticas. Entonces fue mandado a la sala de espera, donde se olvidaron de su presencia, según la denuncia del Defensor del Paciente del pasado 15 de enero. Entre las 12.30 y las 13.00 horas, Ángel sufrió un ictus cerebral, «mientras permanecía en el centro sanitario, bajo supervisión médica». Ángel no daba señales de vida y su jefe se impacientó. A las 16.28 hora llamó a la hermana del enfermo para saber el estado del paciente. Sin embargo, la mujer no sabía nada y se dirigió a la casa de Ángel. Avisó al resto de hermanos de que estaba desaparecido.

Llamaron al hospital de Antequera a las 16.45 horas, donde le dijeron que el paciente estaba «prófugo». Los hermanos contactaron con una testigo que dijo que entre las 15.15 y las 15.30 horas estaba sentado en la sala de espera inmóvil, aparentemente «dormido». Otro testigo le sitúa en el mismo lugar «dormido»y «sin ningún tipo de asistencia médica o control sanitario». Ambas personas apuntaron a que un celador se llevó al paciente en silla de ruedas, tras cinco horas infartado en la sala de espera.

Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad