Otras noticias

Un Debate dUn Debate del estado de la Región que suena a naciónel estado de la Región que suena a nación

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha logrado instalarse en la escena de la política nacional, a pesar de ocupar cargos regionales, gracias a una intensa campaña centrada en su imagen y al apoyo de los grandes medios. El martes superó la primera sesión del Debate sobre el estado de la Región.

Marina García Rico/Estrella Digital

Cristina Cifuentes se ha convertido en el pararrayos de las tormentas del PP, las que asedian Madrid y las que afectan al partido a nivel nacional. Para los suyos es un referente y alardean de su gestión al frente del Gobierno de la Comunidad de Madrid. Es una pieza clave en su formación y prueba de ello ha sido la presencia este martes de altos dirigentes ‘populares’ en la Asamblea para arropar a la presidenta en su estreno en el Debate del estado de la Región. Fue una de las principales voces críticas del PP en el ‘caso Soria’. Cuestionó públicamente su nombramiento y Pablo Casado, Javier Maroto, Andrea Levy e incluso María Dolores de Cospedal, que apoyó el nombramiento del exministro de Industria, han cerrado filas junto a ella. Cifuentes se ha situado en la escena de la política nacional, a pesar de ocupar cargos a nivel regional, gracias a una intensa campaña centrada en potenciar su imagen y al apoyo de los grandes medios de comunicación. 

Pero no solo encandila a los suyos, también a Ciudadanos, por lo menos en el parlamento regional. Cifuentes ha logrado domesticar a la formación naranjacon la que ha suscrito su acuerdo de investidura. Aunque a veces existen desacuerdos entre ellos logran superar airosos sus rifirrafes. En estos quince meses la formación liderada por Ignacio Aguado en la Comunidad de Madrid ha apoyado al Ejecutivo en la mayoría de las iniciativas y medidas y el acuerdo no ha peligrado en ningún momento. Tampoco por los casos de corrupción que salpican al PP de Madrid. De hecho, el pasado mes de julio el juez del caso Púnica solicitó documentación para aclarar la participación del ‘número 3’ de Cifuentes, Jaime González Taboada, en la gestión irregular de mil millones de euros públicos y el pacto sigue vigente. Es más, ese mismo mes Daniel Ortiz, diputado del PP, dimitió de su cargo por su implicación en el caso Púnica. 

Comentarios