Otras noticias

No puede probar que fuera víctima de una actuación policial

Estrasburgo inadmite la demanda de un migrante "devuelto en caliente" en Melilla

valla-melilla--644x362
photo_camera Valla de Melilla (REDACCIÓN)

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha inadmitido por falta de pruebas la demanda de un migrante devuelto en caliente por la Guardia Civil en Melilla. 

 

El órgano judicial considera que el denunciante no puede probar que él fuera la víctima de esa actuación policial, en la que un migrante fue golpeado -según la denuncia- y devuelto inconsciente y esposado de pies y manos. 

La denuncia partió de Andalucía Acoge en el año 2015. En 2020 volvió a presentar un nuevo escrito hace un año tras la sentencia que avaló otras dos devoluciones en caliente. 

El caso es de un camerunés en el año 2014. De acuerdo a la sentencia, no existen pruebas suficientes de que este hombre fuera el protagonista de lo que se ve en el vídeo aportado junto a la denuncia. 

El afectado denunció que tras permanecer encaramado a la última valla durante un tiempo prolongado, se dispuso a descender por una escalera colocada por los agentes, siendo golpeado por varios agentes en piernas, costillas, rodilla y una mano, cayendo de una altura de dos metros y permaneciendo inconsciente, ya en territorio español durante su devolución. 

En el vídeo se ve como poco después cuatro guardias civiles llevan a pulso al migrante, esposado de pies y manos, y cruzan el vallado fronterizo, entregándolo a las autoridades marroquíes. 

Comentarios