Jueves. 19.07.2018 |
El Tiempo
Ceuta Actualidad

CRISIS CATALANA

Un error del juez Llarena mantiene a los exconsellers fugados en Bélgica

Toni Comín (E.D.)
Toni Comín (E.D.)

Como ya habían advertido fuentes jurídicas conocedoras de los mecanismos de la euroorden, errores en su confección podrían perjudicar los intereses españoles.

Un error del juez Llarena mantiene a los exconsellers fugados en Bélgica

Estrella Digital

La Fiscalía belga ha rechazado este miércoles entregar a los ex consellers huidos Toni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig a la justicia española por un error de forma en la orden de detención y entrega emitida por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena.

Los tres han acudido esta misma mañana al Palacio de la Justicia belga que, en primera instancia ha paralizado la entrega de los huídos a España.

Serret y Puig, en situación de rebeldía desde octubre de 2017, fueron procesados el pasado 23 de marzo por el magistrado del Alto Tribunal por los delitos de desobediencia y malversación de caudales públicos al haber desatendido los requerimientos del Tribunal Constitucional y aprobar el decreto de convocatoria del referéndum ilegal del pasado 1 de Octubre. Por su parte, Comín está encausado por rebelión y malversación.

 

Las dudas de Bélgica

El tribunal ha escuchado la petición de la fiscalía belga, que considera que la euroorden no cumple con los requisitos necesarios para su tramitación, según han anunciado el propio Comín y los abogados de la defensa a la salida de su comparecencia. Contra la decisión no cabe recurso, si bien nada impide que la justicia española pueda cursar una nueva euroorden si así lo estima.

Según la versión de Jaime Alonso-Cuevillas, letrado de los exconsejeros, la irregularidad se produjo debido a que la euroorden no está sustentada en ninguna orden de detención nacional. Es decir, cuando el juez Llarena emitió una nueva euroorden, la orden nacional en la que esta se sustentaba no se actualizó, lo que ha supuesto que tanto la fiscalía como el juez belga estimen que no estaba vigente.

El error de forma abre la posibilidad a nuevos escenarios en la situación judicial de todos los huidos. Las euroordenes cursadas por Llarena han sido emitidas conjuntamente para todos los políticos fugados, por lo que los abogados defensores no descartan que Alemania y Reino Unido también pueda detectar problemas similares en los casos de Carles Puigdemont y Clara Ponsatí, si bien Alonso-Cuevillas ha aclarado que dicho escenario no tiene por qué producirse con seguridad.

El ministerio público belga ha cambiado su posición ya que euroorden de la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, se recepcionó de manera favorable, al contrario que en la orden de Pablo Llarena.

Los exmiembros del Govern llegaron separados. Puig fue el más madrugador, lo hizo a las 8.15 horas. Serret llegó media hora después. Y

Los tres políticos independentistas llevan en libertad sin fianza desde el pasado 6 de abril. Cuando un juez belga decretó que podían quedar libres con varias condiciones: no salir de Bélgica, comunicar una dirección fija, y presentarse ante las autoridades cuando les sea requerido.

Un error del juez Llarena mantiene a los exconsellers fugados en Bélgica