Otras noticias

Esclarecido el robo de 115 toneladas de algarrobas en cuatro provincias

Un agente de la Guardia Civil, junto a la mercancía incautada (MINISTERIO DEL INTERIOR)
photo_camera Un agente de la Guardia Civil, junto a la mercancía incautada (MINISTERIO DEL INTERIOR)

Cuatro personas han sido detenidas y otras 32, investigadas. Las incautaciones se han practicado en Cádiz, Valencia, Castellón y Málaga.

La Guardia Civil ha esclarecido el robo de 114.950 kilos de algarrobas en las provincias de Cádiz, Valencia, Castellón y Málaga. Hay un total de cuatro personas detenidas por los delitos de robo y hurto y otras 32 han sido investigadas. Los agentes han reforzado la vigilancia en las explotaciones agrícolas y almacenes ante el incremento de número de robos y hurtos en los campos e incluso en fincas y almacenes privados.

Los investigadores han intervenido 40 toneladas de algarrobas en la provincia de Cádiz. Dos personas han sido detenidas por la presunta comisión de los delitos de robos con escalo y otras cinco han sido investigadas por  hurto. Las sustracciones se han producido en campos, almacenes y fincas privadas repartidas en las localidades gaditanas de Puerto Serrano, Prado del Rey, Algodonales, Arcos de la Frontera y Zahara de la Sierra.

La «Operación Garrofin22», que se ha llevado a cabo durante los últimos seis meses, se inició por la comisión de dos robos con escalo en el interior de almacenes privados. Los dueños habían almacenado la recolecta de sus propias cosechas, en las localidades de Puerto Serrano y La Muela del término municipal de Algodonales. Del mismo modo se investigaron otros cinco delitos de hurto en las localidades de Puerto Serrano y Arcos de la Frontera, donde habían sustraído varias toneladas de algarroba en el interior de fincas privadas de la propia plantación, o bien, de los sacos donde se almacenaban las ya recolectadas.

Los titulares de las instalaciones y centros de almacenaje, durante las inspecciones, no pudieron acreditar la trazabilidad del producto que recibían, desconociendo si su origen era lícito. Asimismo, los agentes localizaron miles de kilos de algarrobas en garajes y fincas privadas careciendo de cualquier tipo de documentación para realizar esta actividad agrícola así como para acreditar la procedencia lícita del producto.

Hasta el momento se han inmovilizado un total de 40 toneladas de algarroba y se continúa con las investigaciones para esclarecer la procedencia legal del producto. También se ha puesto en conocimiento de la Delegación de Agricultura y Ganadería y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en Cádiz 108 actas de denuncias por carecer de la documentación necesaria para realizar esta actividad.

La «Operación Garrofin22» contra el mercado negro de algarrobas ha sido ejecutada por el Equipo Roca de la Comandancia de Cádiz.

 

 «Operación Casibel» en Valencia

Una persona más ha sido detenida en Valencia por los delitos de hurto, apropiación indebida y falsedad documental y otras ocho han sido investigadas por su vinculación.

La «Operación Casibel» se inició a raíz de varias inspecciones en almacenes, donde se detectaron una serie de ventas y documentación sospechosas. Tras la realización de varias comprobaciones, se determinó que la venta de más de 37 toneladas de algarrobas llevada a cabo era ilegal.

Los agentes comprobaron que el autor había solicitado, mediante datos de otras campañas de recolección y falseando datos personales, su inscripción en el Registro de Productores Agrícolas (REGEPA). Ese documento es fundamental para poder comercializar productos agrícolas en nuestro país.

Realizado el trámite, anunció de manera clandestina su predisposición para comprar algarrobas de procedencia ilícita y darles entradas en diversos almacenes. Utilizaba su inscripción fraudulenta en el REGEPA y la confección de hasta 93 Documentos de Acompañamiento y Trazabilidad Agraria (DATA) para este fin.

Además, utilizó páginas de anuncios de internet para contratar transportistas que trasladaban la mercancía obtenida ilegalmente desde varios campos de la localidad de Chiva hasta unos almacenes en la localidad de Liria.

Finalmente, se detuvo a un hombre y se investigó a otros ochos por los delitos de apropiación indebida, hurto y falsedad documental. Se ha intervenido la mayoría de la facturación de la mercancía y 93 documentos DATA falsificados, que han quedado a disposición judicial.

Las diligencias han sido entregadas en los Juzgados de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Liria.

 

37 toneladas más en Castellón

La Guardia Civil ha detenido a otra persona en Castellón como presunta autora de varios hurtos de algarrobas, al intenta justificar el transporte de la mercancía sustraída presentando documentación DUN 2022 de una parcela de la localidad de Amposta (Tarragona).

El documento DUN es una declaración anual que de forma obligatoria debe realizar una persona titular de la explotación agraria ubicada en Cataluña.

Los agentes del Equipo Roca de Vinaroz comprobaron que el documento valedor del género contenía datos falsos, al tratarse de una parcela que pese a su gran extensión se encontraba en estado de abandono, llena de maleza y con diez árboles algarrobos cuya producción yacía entre la vegetación y las ramas de estos.

La Guardia Civil realizaron controles en almacenes y almazaras, cotejando los datos registrados tanto en la zona del norte de Castellón como sur de Tarragona, localizando varios lugares donde esta persona había introducido en el mercado casi 30.000 kilogramos de algarrobas obtenidos de forma ilícita, consiguiendo un elevado beneficio económico.

Durante la investigación, los investigadores han podido atribuirle tres delitos más de hurto y uno de robo con fuerza de este fruto, cuyo género ha podido ser recuperado y entregado a sus legítimos propietarios. Las diligencias instruidas han sido entregadas en los Juzgados de Vinaroz.

En otra actuación de la Guardia Civil, un hombre ha sido detenido por el robo de otros 7.900 kilos de algarroba –localizadas en Perelló (Tarragona). El detenido las introducía en el mercado con un documento REGEPA a nombre de su mujer.

 

«Operación Roves» en Málaga

En la comarca malagueña de Axarquía se han intervenido 650 kilos de algarrobas y se ha investigado a 19 personas por los delitos de hurto, receptación y falsedad en documento mercantil.

La investigación se inició tras tener conocimiento de varias denuncias de hurtos de algarrobas en fincas ubicadas en las localidades de Benarmargosa, Comares, Canillas del Aceituno, Sedella y Periana.

Los agentes identificaron a varios individuos dedicados al hurto de las algarrobas y fueron inspeccionados dos almacenes donde se comprobó que estaban recibiendo los frutos sustraídos sin ningún tipo de control, e incluso registraban la venta de las algarrobas a nombre de terceras personas para así darle apariencia legal a las transacciones que realizaban.

Esta actuación ha sido llevada a cabo por efectivos del equipo ROCA de la  Compañía de la Guardia Civil de Vélez Málaga.

Comentarios