Otras noticias

TVE DARÁ LA FINAL DE COPA

España vuelve a sufragar al emblema del independentismo

La primera final en el Metropolitano se verá en TVE (ESTRELLA DIGITAL)
photo_cameraLa primera final en el Metropolitano se verá en TVE (ESTRELLA DIGITAL)

El dinero público de todos los españoles servirá para pagar los derechos de emisión, de los que cobrarán azulgranas y sevillistas. 

Estrella Digital

A menos ya de diez días para que FC Barcelona y Sevilla salten al cesped del estadio Wanda Metropolitano para disputar la final de la Copa del Rey de fútbol, se deshojó por fin la margarita y será RTVE quien emita el partido en directo. Así lo ha precisado este miércoles la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), afirmando que la pública, con el dinero de todos los españoles, había sido el grupo de comunicación ganador del concurso público abierto semanas atrás. De esta manera, ese dinero público que costea a la Corporación servirá para pagar a uno de los grandes emblemas del independentismo catalán, como se ha autoproclamado el Barcelona en los últimos tiempos, ya que parte de los derechos de emisión serán para el club azulgrana, de la misma manera que para el Sevilla. La 1 ofrecerá un encuentro que también podrá seguirse en directo en RNE y en la web de la cadena.

De esta forma se pone fin a un polémico concurso con el que hace pocos días el grupo Mediaset España mostró su disconformidad porque "se pone en graves dificultades la presentación de una oferta para cualquier operador de televisión en abierto", principalmente porque se había realizado diez días hábiles antes del choque, algo que la compañía afirmó que "desmerece la categoría e importancia de un evento de interés general como este". Para Mediaset, este hecho "dificulta una correcta planificación" para la cadena seleccionada y, en su caso, "cierra con semanas de antelación su planificación de parrilla pertinente y, por ende, su partida presupuestaria de costes".

Apenas unos días antes, otra cadena, que desde 2015 había compartido los derechos de la final con Telecinco, la TV3 catalana, anunciaba también su decisión de no presentarse al concurso por problemas económicos. Su director general, Vicent Sanchis, anunció en un radiofónico que la cadena autonómica no retransmitirá el encuentro "porque no tenemos dinero".

Y por si no había ya bastante polémica con el concurso, semanas atrás, la CNMC (Comisión Nacional de Mercados y Competencia) ya avisó que "no cumpe ninguno los requisitos solicitados en el artículo 4.4 del Real Decreto 5/2005", por lo que pidió que se volviese a convocar subsanando esos errores, además se reformular las obligaciones comerciales ya que según el mencionado órgano "no se concretaban de forma suficiente los derechos o lotes objeto de la comercialización".

El Real Decreto Ley 5/2015 indica que cada tipo de contenido audiovisual que la RFEF tenga intención de licitar debe ser desarrollado de manera exhaustiva, identificando para cada uno de ellos su contenido exacto (tanto derechos principales como accesorios), así como su modalidad de emisión y su carácter exclusivo o no, evitando duplicidades en las denominaciones que puedan llevar a error, así como inconsistencias en la definición de los propios derechos.

La nota de la CNMC advertía a la RFEF que "podría incurrir en un incumplimiento de la obligación de no discriminar entre operadores si persiste en limitar la explotación de los derechos de retransmisión de la Supercopa únicamente a los operadores de televisión en abierto".

Además, la CNMC recordaba que toda comercialización de derechos que la RFEF tenga intención de licitar a nivel internacional deber ser objeto de informe previo ante la CNMC. Por último, advierte que la RFEF debe determinar cómo va a explotar todos los derechos que se excluyen expresamente de la licitación (por ejemplo, DVD o móvil).

Comentarios