Otras noticias

en el mundo

La explosión que cambiará nuestro cielo nocturno en 2022

Un grupo de astrónomos, liderado por Larry Molnar, aseguran que la explosión será perfectamente visible desde la Tierra. Se tarta de un acontecimiento único e histórico que nunca antes se había dado.

Estrella Digital/David Batalla Bernabeu

thumbTan solo faltan cinco años para que la Tierra presencie un acontecimiento astronómico histórico que nunca antes había ocurrido. En una conferencia de la Sociedad Astronómica Americana, el científico Larry Molnar habló sobre este descubrimiento y aseguró que será en 2022 cuando se producirá una explosión en el espacio que modificará el cielo nocturno de nuestro planeta.

Este sorprendente acontecimiento será el resultado del impacto de la denominada KIC 9832227, un sistema binario (dos estrellas que orbitan una alrededor de la otra) situado en la constelación del Cisne que, según las previsiones, dentro de cinco años se precipitarán hasta fundirse en una sola estrella, que comenzará a llamarse nova roja.

Al fundirse se producirá una gran explosión que será perfectamente visible desde nuestro planeta y que hará que la estrella resultante aumente de forma notable su brillo (un intenso color rojo) y se convertirá, durante un tiempo, en el cuerpo celeste más reluciente del firmamento. El nuevo astro formará parte de la constelación del Cisne e incorporará un grado de luz adicional a las estrellas que constituyen la Cruz del Norte.

La constelación Cisne o Cygnus es un conjunto de estrellas agrupadas del hemisferio norte que atraviesa la Vía Láctea y que la colocación de las mismas hace que en algunas ocasiones sea denominada como la Cruz del Norte, diferenciada de la constelación austral de la Cruz del Sur.

Molnar y su grupo de astrónomos llevan estudiando la estrella KIC 9832227 desde el año 2013, y juntos han conseguido conocer de mejor forma la dinámica de los sistemas binarios, que se originan cuando dos estrellas del sistema comparten la misma atmósfera. Tras haber llevado a cabo numerosas investigaciones, Molnar descubrió que debido a las modificaciones en el período orbital de KIC 9832227, aumentan las posibilidades de que se produzca una colisión dentro de cinco años.

A lo largo de este año Molnar y su equipo examinarán a fondo la estrella KIC 9832227 en todas las longitudes de onda. Si los pronósticos no fallan, sería la primera vez que un grupo de astrónomos consiguen captar el instante en que los dos componentes de un sistema binario de estrellas se fusionan, y analizar a fondo todo lo que ocurre durante los años que preceden a la explosión.

Comentarios